6 de julio de 2007

Rep. Dominicana.- España se posiciona como segundo inversor en República Dominicana al superar los 2.930 millones

De las 63.206 habitaciones hoteleras del país caribeño, cerca de 28.000 proceden de inversión española

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La inversión española en República Dominicana supera los 4.000 millones de dólares (2.930 millones de euros), lo que posiciona a nuestro país como segundo socio inversor de la nación caribeña por detrás de Estados Unidos.

El presidente de la Cámara Oficial Española de Comercio e Industria, Manuel A. García Arévalo, señaló que la inversión española en el país se concentra en sectores "de gran relevancia como el turismo, la generación de energía, la banca y el mercado inmobiliario con edificaciones en zonas urbanas y la construcción de complejos turísticos".

La inversión extranjera en República Dominicana en la industria del Turismo está encabezada por España. En este sentido, la directora de la Oficina de Turismo de República Dominicana para España y Portugal, Aída Rosa Pezzotti, señaló que "más de 15 cadenas hoteleras españolas están presentes en el país con cerca de 28.000 habitaciones distribuidas en 70 establecimientos, una cifra muy considerable teniendo en cuenta que República Dominicana dispone en total de 63.206 habitaciones hoteleras".

El sector inmobiliario dominicano también atrae inversiones españolas, tanto en Santo Domingo como en polos turísticos. Dos ejemplos son la actual construcción en Santo Domingo de las torres Margot y Atiemar de 25 y 30 pisos, respectivamente, diseñadas por el arquitecto Pedro Ojesto Vallina, y la torre que construirá el grupo Fiesta, liderado por el empresario español Abel Matutes.

Pezzotti considera que los sectores en los que está despuntando la inversión extranjera son "el sector inmobiliario y el de segundas residencias". En este último segmento de negocio, los precios suelen ser la mitad en relación a cualquier otro destino del Caribe, lo que está atrayendo a muchas celebridades que están adquiriendo sus segundas residencias en República Dominicana.

Uno de los destinos fuertes en este sentido es Samaná (Noreste del país), una región que ha adquirido especial relevancia en los últimos años con la construcción de varios hoteles de alta gama y con la apertura en noviembre de 2006 del aeropuerto internacional de Samaná en El Catey.