11 de junio de 2009

RESUMEN 3-OMS declara primera pandemia gripe en 40 años

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters/EP) - La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el jueves la primera pandemia de gripe del siglo XXI e instó a los países a reforzar las defensas contra el virus, que es "irrefrenable" pero que por el momento ha probado ser principalmente leve.

La agencia de Naciones Unidas elevó su alerta de influenza pandémica a la máxima fase 6, lo que señala que está en marcha la primera pandemia de influenza desde 1968.

"Este es un día muy importante y desafiante para todos nosotros. Es importante porque aumentará nuestro nivel de alerta pandémica al nivel 6", dijo a periodistas en teleconferencia la directora general de la OMS, doctora Margaret Chan.

"En este momento, la evaluación global es que estamos viendo una pandemia moderada", añadió la funcionaria.

En su declaración, que llega después de la recomendación de expertos en gripe, la OMS reiteró su consejo a los 193 estados miembros de no cerrar las fronteras ni imponer restricciones a los viajes para detener el movimiento de personas, bienes y servicios.

El paso a la fase 6 refleja el hecho de que la enfermedad, ampliamente conocida como gripe porcina, se está propagando geográficamente, aunque no necesariamente indica cuán virulenta es la influenza.

Según Chan, la decisión unánime se basó en una evaluación general en ocho de los países más afectados -Australia, Gran Bretaña, Canadá, Chile, Japón, México, España y Estados Unidos-, que estableció que el virus se está diseminando de manera sostenida en las comunidades.

"De manera colectiva, mirando eso, estamos convencidos de que este virus se esté expandiendo a una serie de países y es irrefrenable", añadió la jefa de la OMS.

"Avanzar al nivel de fase seis no implica que veremos un aumento en la cantidad de muertes o casos severos. Por el contrario, muchas personas están teniendo enfermedad leve, se recuperan sin medicación en algunos casos y eso es una buena noticia", manifestó Chan.

FIN PRODUCCION VACUNA ESTACIONAL

La OMS recomendó a los laboratorios que en las próximas dos semanas sigan completando la producción de la vacuna contra la gripe estacional para el próximo invierno en el hemisferio norte. Cada año, la influenza común causa la muerte de hasta 500.000 personas e infecta a millones.

La gripe estacional afecta fundamentalmente a los ancianos y provoca enfermedad grave en millones más, por lo que un cambio prematuro en la producción de inmunización para lidiar con la nueva cepa podría poner en peligro a muchos seres humanos.

"Por lo tanto, nuestra recomendación es que necesitan terminar con la vacuna estacional y luego apartarse. Eso es lo mejor en términos de sincronizar la producción de los dos tipos de vacuna. Por ello, creo que eso funcionaría", dijo Chan.

David Heymann, ex funcionario de la OMS y ahora presidente de la Agencia Británica de Protección Sanitaria, dijo a Reuters antes del anuncio: "Durante la fase 5, el Gobierno y las personas de Gran Bretaña han tenido el tiempo para prepararse para una pandemia; esto por suerte ha disminuido cualquier sorpresa o preocupación que podría asociarse con un anuncio de la OMS de (paso a la) fase 6".

A medida que se expande en los humanos, la ciencia no puede predecir qué curso tomará el virus, la enfermedad que causa y la edad de los grupos infectados, señaló Heymann.

"La severidad de esa enfermedad, la efectividad de los medicamentos antivirales y la estabilidad del virus deben seguirse de cerca", añadió.

Una pandemia podría causar enormes problemas en los negocios, ya que los trabajadores tendrían que quedarse en sus casas mientras están enfermos o cuidar de algún familiar y las autoridades tendrían que limitar las reuniones de grandes cantidades de personas o la movilización de sujetos y bienes.

Los mercados mundiales criticaron la posibilidad de declaración de una pandemia, mientras los inversores se concentran en la posible recuperación de la crisis económica mundial.

Comunicar datos sobre potencial riesgo durante una pandemia es muy complejo y un "enorme desafío ante la incertidumbre científica", señaló Chan.

"Pero la tendencia a moverse a la autocomplacencia es nuestra mayor preocupación. Porque necesitamos seguir monitoreando al virus, seguir sus rastros y no permitirle que regrese en una segunda ola para traernos más problemas", agregó la máxima autoridad de la agencia de salud de Naciones Unidas.

La transmisión generalizada del virus en Victoria, Australia, un signo de que la nueva cepa de la gripe se afianzó en otra región fuera de Norteamérica, fue una de las claves que impulsó el avance hacia la fase 6.

Cinco personas permanecen a cuidados intensivos en Australia y más de 1.000 casos fueron confirmados con la nueva cepa de gripe.

La nueva cepa, que emergió en abril en México y Estados Unidos, puede tratarse con fármacos antivirales en base a oseltavimir, el genérico de las tabletas de Tamiflu de Roche y el spray Relenza de GlaxoSmithKline.

Hasta la fecha se han reportado 28.744 casos de la enfermedad en 74 países, incluyendo 144 muertes, de acuerdo al último recuento de la OMS. No obstante, la cantidad real de personas con la enfermedad podría ser de al menos cientos de miles, dado que hay casos leves que no se detectarían.