4 de diciembre de 2015

Rousseff se defenderá del 'impeachment' con "todos los instrumentos del estado de Derecho"

Rousseff se defenderá del 'impeachment' con "todos los instrumentos del estado de Derecho"
UESLEI MARCELINO / REUTERS

BRASILIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha asegurado este viernes que el juicio político ('impeachment') iniciado contra ella en el Parlamento procede de sectores que no aceptaron su reelección el año pasado y ha advertido de que se defenderá "con todos los instrumentos previstos en el estado de Derecho".

El miércoles, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aceptó el inicio del 'impeachment' contra Rousseff, por supuestas irregularidades en la gestión de las cuentas públicas. La presidenta ya expresó en un primer momento su "indignación" por una iniciativa que considera injustificada.

"No tiene ningún fundamento", ha denunciado este viernes, durante una conferencia en la que ha sido recibida con gritos de "Fuera Cunha" y contra el "golpe". "Voy a defender mi mandato con todos los instrumentos previstos en el estado de Derecho", ha apostillado, según informan medios locales.

Rousseff ha explicado que no se defenderá por el interés "de una persona o de un partido", sino que se trata de "una lucha en defensa de la democracia" en Brasil. En este sentido, ha subrayado que tiene un "compromiso" con la ciudadanía y ha señalado que están en juego las políticas que ha aplicado el Partido de los Trabajadores durante los últimos 13 años.

La presidenta brasileña ha reiterado que no tiene cuentas en paraísos fiscales ni ha incurrido, a lo largo de su carrera política, en un "uso indebido de dinero público", algo que previsiblemente planteará en sus alegatos de defensa ante la comisión responsable de investigar las presuntas irregularidades.

El juicio político a Rousseff no será algo inmediato, ya que, además de ser un proceso lento a nivel administrativo, se necesita un quórum importante en el Congreso Nacional --dos tercios de parlamentarios favorables, tanto en la Cámara como en el Senado--.

La apertura del proceso agrava la ya enquistada crisis política y de gobernabilidad que atraviesa el país, con la popularidad de Rousseff diezmada por la crisis y los escándalos de corrupción y un Congreso hostil que se niega a aprobar las medidas de austeridad que propone el Gobierno.

En caso de que el 'impeachment' contra Rousseff salga adelante sería la segunda vez en la que el gigante sudamericano aparta a un presidente por esta vía, después del fin prematuro del Gobierno de Fernando Collor de Melo en 1992.