9 de abril de 2015

Rousseff defiende el derecho de los trabajadores con la ley de externalización

Rousseff defiende el derecho de los trabajadores con la ley de externalización
PLANALTO

MADRID, 9 Abr. (Notimérica) -

   La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, afirmó este jueves que el Proyecto de Ley 4.330/04, que trata sobre la externalización del trabajo en el país, incluyendo actividades-fin de las empresas, está en "proceso de aprobación".

   "La posición del Gobierno se basa en que la externalización no puede comprometer derechos de los trabajadores. Nosotros no podemos desorganizar el mundo del trabajo (con esta ley)", dijo la presidenta.

   Actualmente, la ley distingue dos tipos de actividades en una empresa: aquella que es específica y que constituye el servicio final, llamada actividad-fin; y aquellas ajenas al servicio, las actividades-medio, de manutención de las instalaciones, seguridad, transportes, etc.

   Para Rousseff, es necesario garantizar que las empresas contratadas de forma externalizada paguen los salarios y las contribuciones de seguridad social de forma correcta.

   "Tenemos mucho interés en cómo se va a desdoblar la votación de aquí en adelante, principalmente en el sentido de la responsabilización solidaria de aquellas empresas que fueron contratadas. Se tiene que ver cómo se dará el proceso de negocios en el Congreso", declaró la mandataria.

   Rousseff habló para los medios durante la ceremonia de entrega de 500 casas del Programa 'Mi Casa Mi Vida' en Duque de Caixas, en la Embajada Fluminense.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

LEY DE EXTERNALIZACIÓN

   El proyecto de ley del diputado Sandro Mabel (Partido Liberal, PL) propone que las empresas que contraten mano de obra de terceros mantengan la responsabilidad de pagar las cargas laborales y de seguridad social.

   Según el proyecto, acabaría la separación entre la actividad-medio y la actividad-fin, autorizando la externalización no restringida.

   La Cámara de Diputados aprobó el miércoles el texto principal del proyecto de ley, que reglamenta la contratación de trabajadores externalizados para todas las empresas. La conclusión de la votación de la polémica materia tendrá lugar la próxima semana.

   Según informó Reuters, el gobierno federal intentó influenciar para que la propuesta no fuese votada este miércoles, argumentando que la materia necesitaba más tiempo para ser discutida con el Ministerio de Hacienda y la Hacienda Federal.

   También, el líder del PT Sibá Machado, y el diputado del PT Alessandro Molon, acordaron un mandato de seguridad en el Tribunal Supremo Federal (TSF) pidiendo, con carácter preliminar, que la votación fuese cancelada. Alegaron que el proyecto no podría ser votado antes de una medida provisoria que determine la ley.

   El PT se ha posicionado en contra al proyecto de externalización por entender que provocaría la precarización en las relaciones de trabajo y amenazaría los derechos laborales.

   Así, el polémico proyecto dividió opiniones y provocó protestas. El martes, manifestantes de la Central Única de los Trabajadores (CUT) y de otros movimientos sindicales, se enfrentaron a los policías frente al Congreso Nacional.