31 de enero de 2012

Rousseff defiende durante su visita a Cuba que los Derechos Humanos no deben ser un "arma política"

BRASILIA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha evitado entrar en polémicas durante su esperada visita a Cuba y, en una muestra de que viaje será más económico que político, no ha querido discutir la cuestión del respeto a los Derechos Humanos alegando que no quiere que este tipo de temas se conviertan en "arma política".

Rousseff, que ha llamado a hablar de Derechos Humanos "en todos los lugares", ha recordado que nadie puede tirar "la primera piedra" porque en todos los países se han incumplido en algún momento. En este sentido, ha abogado por tratar estas cuestiones desde una "perspectiva multilateral" y "mejorar el mundo de una manera general".

"El mundo necesita convencerse de que todos los países del mundo tienen que responsabilizarse, incluidos nosotros", ha dicho Rousseff, en declaraciones recogidas por los medios locales y en las que ha recordado que Estados Unidos mantiene en la base de Guantánamo presos desde hace diez años.

La presidenta brasileña tampoco ha querido entrar a valorar la solicitud la posibilidad de que las autoridades cubanas no permitan abandonar la isla a la bloguera Yoani Sánchez, a la que Brasil ha concedido el visado para asistir al estreno de un documental. "Brasil ha dado su aprobación. El resto de los pasos no son responsabilidad del Gobierno brasileño", ha apuntado en este sentido.

La presidenta de Brasil se ha reunido con su homólogo cubano, Raúl Castro, y tiene previsto reunirse con su hermano y antecesor, Fidel Castro, alejado del poder desde el 2008 debido a una enfermedad. Sin embargo, no contempla ningún encuentro con la disidencia.

Rousseff ha hecho de la economía el centro de su viaje y, tras depositar una ofrenda floral ante la estatua de José Martí, ha hablado de aumentar la cooperación en esta materia, porque "todo el mundo gana". "Gana Brasil por hacer una cooperación (...) con un pueblo y una estructura excepcional, visiblemente competente, capaz en el área de la biotecnología, en el área de las ciencias médicas", ha relatado.

La visita de Rousseff se produce en momentos en los que el Gobierno de Castro emprende inéditas reformas económicas y sociales, en el marco de una apertura que, según fuentes oficiales, será abiertamente elogiada por la mandataria en sus encuentros con funcionarios cubanos, en virtud de su interés de que Brasil colabore con este proceso de cambios.