7 de septiembre de 2015

Rousseff dice que Brasil está "de brazos abiertos" para recibir refugiados

BRASILIA, 7 Sep. (Notimérica) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha lanzado este lunes un mensaje de apoyo a los refugiados que huyen de la guerra: "Incluso en momentos de dificultad, de crisis, como el que estamos pasando, tendremos nuestros brazos abiertos para acoger a los refugiados", ha asegurado.

Aprovechando el mensaje institucional del Día de la Independencia que Brasil celebra este 7 de septiembre Rousseff ha citado la situación "chocante" de los refugiados que mueren en las playas europeas al huir de la guerra, y se ha referido en concreto al caso del niño Aylan Kurdi, muerto con apenas tres años: "Nos conmovió a todos", ha confesado.

La presidenta ha recordado que Brasil es una nación formada por pueblos de los más diversos orígenes y ha reiterado la disposición del Gobierno a acoger a todos aquellos que quieran instalarse en Brasil para vivir, trabajar y contribuir a la prosperidad del país.

En 2013, dos años después de que estallara la guerra civil en Siria, el Comité Nacional para los Refugiados (Conare) flexibilizó las reglas para la entrada de sirios en el país "por razones humanitarias", aunque ese plazo vence este mes y el Gobierno quiere prorrogarlo.

La medida hizo que dejara de ser necesaria, por ejemplo, la presentación de documentos que demuestren estar en posesión de un empleo estable o de condiciones financieras suficientes para vivir en Brasil.

En la actualidad hay en Brasil un total de 2.077 refugiados sirios, lo que corresponde a casi el 25% del total de 8.400 refugiados que hay en todo el país y coloca al gigante suramericano muy por delante de países desarrollados en cuanto a recepción de refugiados sirios.

La cifra es superior a los que acoge España (1.335), Italia (1.005), Grecia (1.275) y Estados Unidos (1.243), y solo se ve superada por Canadá, que recibió a 2.374 refugiados procedentes de Siria entre enero de 2014 y enero de este año, según informó este domingo BBC Brasil.