13 de diciembre de 2012

R.Unido.- Liberan al primer ministro de Islas Caimán tras pasar dos días detenido por cargos de corrupción

GEORGE TOWN, 13 Dic. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Islas Caimán, McKeeva Bush, ha sido puesto en libertad este miércoles, después de ser detenido el pasado lunes acusado de malversación de fondos públicos, abuso de poder y robo, según han informado las autoridades del territorio británico de ultramar.

Bush ha pasado dos días en un centro de detención para ser interrogado por agentes de la Unidad de Delitos Financieros del Servicio de Policía Real de Islas Caimán. Aunque ya fue liberado el martes, volvió a ser arrestado el miércoles para seguir con el interrogatorio.

El miércoles por la tarde finalmente fue puesto en libertad bajo fianza hasta el mes de febrero "para permitir que las investigaciones continúen en Islas Caimán y en el extranjero en relación a dichas acusaciones", de acuerdo con la portavoz policial, Janet Dougall.

Además, Dougall ha indicado que en estos dos días "se ha decomisado una cantidad considerable de propiedades, incluidos equipos informáticos, en búsquedas derivadas de la investigación sobre Bush, que sigue muy activa".

La Policía ha rehusado especificar la acusación al considerar que "sería inadecuado". Así, solo ha revelado que el primer ministro está siendo investigado por robar, usar indebidamente una tarjeta de crédito gubernamental y abusar de su posición de poder por importar explosivos sin los permisos necesarios.

No es la primera vez que Bush se ve implicado en una investigación. El comisario de Policía de Islas Caimán, David Baines, ha explicado que ya se han abierto tres en su contra: la actual y otras dos por lo que ha definido como "irregularidades financieras".

Aunque Bush no se ha pronunciado, sí lo ha hecho su jefe de Gabinete, que ha urgido a sus compatriotas a "rezar" por el primer ministro, subrayando que "todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario".

A pesar de este llamamiento, ya son muchas las voces que, incluso dentro del propio Gobierno, cuestionan la continuidad del primer ministro. "Entendemos la gravedad del asunto", ha dicho la viceprimera ministra, Julianna O'Connor-Connolly, en un comunicado.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Islas Caimán, Chris Duggan, ha adelantado que "la comunidad empresarial apoyará cualquier medida destinada a erradicar la corrupción aunque implique a altos cargos políticos".

"La Cámara de Comercio apoyará inequívocamente todas las acciones de las fuerzas de seguridad y judiciales para eliminar los comportamientos inmorales que puedan dañar la reputación internacional de Islas Caimán como centro financiero", ha aclarado.

Bush fue elegido en 2009 como primer ministro de Islas Caimán, un Territorio de Ultramar Británico con una población de 55.000 personas y considerado como un paraíso fiscal. Asimismo ocupa el cargo de ministro de Economía y Turismo. Bush es además el miembro más antiguo de la Asamblea Legislativa de las islas, para la que fue elegido por primera vez en 1984.