29 de noviembre de 2019

R.Unido.- La reestructuración de Npower por E.On costará miles de empleos, según sindicatos

LONDRES, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La reestructuración de la compañía eléctrica británica Npower planteada por la alemana E.On, se saldará con la pérdida de 4.500 puestos de trabajo, según ha apuntado Unison, uno de los mayores sindicatos del Reino Unido.

"Es un golpe cruel para los empleados de Npower (...) Sus peores temores se han hecho realidad, menos de un mes antes de Navidad", ha señalado Dave Prentis, secretario general de Unison, después de conocer los planes de E.On, que este viernes anunció sus cuentas de los nueve primeros meses del año y un plan de reorganización de sus negocios en Reino Unido.

"El mercado energético del Reino Unido está en peligro real de colapso", ha añadido Prentis, para quien lo sucedido con Npower supone un argumento en favor de que los negocios minoristas de las grandes energéticas ('Big Six') pasen a propiedad pública, lo que contribuiría a "preservar los empleos, aseguraría que los clientes obtengan un mejor trato y permitiría al Reino Unido cumplir con sus objetivos de carbono neutral".

Por su parte, el sindicato GMB ha calificado el anuncio como "un duro golpe para los trabajadores de Npower en todo el Reino Unido", señalando que se trata de una empresa mal administrada, pero son los trabajadores los que llevan la peor parte, mientras que los empleos se envían al extranjero.

A principios de año, Npower había anunciado el recorte de unos 900 empleos, que reduciría su plantilla a unos 5.400 efectivos.

La compañía alemana de suministro eléctrico E.On ha anunciado este viernes su intención de acometer "todas las medidas necesarias" para devolver a Npower a una rentabilidad consistente, para lo que la empresa ya ha comenzado las negociaciones con los sindicatos del Reino Unido.

"El mercado del Reino Unido es actualmente particularmente difícil", reconoció el consejero delegado de E.On, Johannes Teyssen, quien explicó que entre las propuestas planteadas se encuentra que una plataforma compartida con E.On UK IT se encargará de prestar servicio a los clientes residenciales y pyme de Npower.

De este modo, el resto de operaciones de Npower "serán reestructuradas en los próximos dos años", añadió, destacando que las medidas planteadas permitirán lograr ventajas considerables, principalmente en infraestructuras tecnológicas y servicio a los clientes.

Estas medidas de reestructuración supondrán un impacto negativo de 500 millones de libras (586 millones de euros), mientras que la compañía alemana confía en que, en su conjunto, sus negocios británicos lograrán un impacto positivo de al menos 100 millones de libras (117 millones de euros) en su Ebit a partir de 2022.

E.On pactó en 2018 la adquisición de la antigua filial de renovables de su rival RWE en el marco de un ambicioso plan de intercambio de activos entre las dos grandes eléctricas germanas.