13 de julio de 2007

Rusia.- Brasil emite una orden de búsqueda contra Berezovsky por blanqueo de dinero

MOSCÚ, 13 Jul. (EP/AP) -

Un tribunal de Brasil ha emitido una orden de búsqueda contra el magnate ruso Boris Berezovsky por blanque de dinero, según informó la agencia de noticias rusa ITAR-Tass.

Según la agencia, la orden fue emitida ayer por el Tribunal Federal de Sao Paulo, en un caso que implica al grupo Media Sports Investment (MSI), patrocinador del club de fútbol brasileño Corinthians.

Precisamente ayer, Berezovsky comenzó a ser juzgado en rebeldía por un tribunal en Moscú, por un caso diferente. El magnate, férreo crítico del presidente ruso, Vladimir Putin, que se encuentra en Reino Unido, es acusado de apropiarse indebidamente de millones de dólares de la compañía Aeroflot. Berezovsky asegura que son acusaciones políticamente motivadas.

Mientras, en Brasil el caso se remonta a 2004, cuando el MSI invirtió millones de dólares para adquirir nuevos jugadores. Los fiscales brasileños quieren saber de dónde procedía el dinero que fue inyectado al club. "¿Quién invertiría tanto dinero en un equipo de fútbol que ha estado en números rojos durante años? ¿Y porqué?", se preguntaba el fiscal del Estado Jose Reinaldo Guimaraes Carneiro cuando comenzó su investigación, en febrero de 2005. Un año después, dijo que las pistas apuntaban al magnate ruso y al blanqueo de dinero.

"Hay suficientes pruebas circunstanciales que indican que la asociación MSI-Corinthians está siendo usada para el blanqueo de dinero, la mayoría del cual fue recibido por Boris Berezovsky, que es buscado (por las autoridades rusas) por crímenes cometidos contra el sistema financiero ruso", explica Carneiro en el sumario del informe resultado de su investigación.

Mientras, según la agencia rusa, pronto se emitirán nuevas órdenes de arresto contra Berezovsky en "dos o tres países europeos". El magnate se beneficia del asilo en Reino Unido y ha sido sugerido como posible 'piedra de cambio' por el empresario Andrei Lugovoi, cuya extradición han pedido las autoridades británicos, que lo implican en la muerte del ex espía Alexander Litvinenko, que murió envenenado en Londres.