11 de junio de 2009

Rusia no entrará en OMC en el 2009: negociador

Por Gleb Bryanski

MOSCU (Reuters/EP) - Rusia buscará la orientación de la Organización Mundial del Comercio sobre cómo proceder con las conversaciones sobre el acceso al organismo con dos ex repúblicas soviéticas, dijo el jueves el jefe negociador de Moscú.

El primer ministro Vladimir Putin dijo esta semana que Rusia abandonaba su campaña de 16 años para unirse unilateralmente a la OMC y que sólo se incorporaría en sociedad con Bielorrusia y Kazajistán.

"Nos gustaría recibir una opinión de los miembros de la OMC sobre cómo los tres países como miembros de una unión aduanera podrían continuar sus negociaciones, no desde un comienzo, sino desde el punto en que nos habíamos detenido", expresó a Reuters el negociador ruso Maxim Medvedkov.

"No sé cuál será el nuevo plan y creo que nadie sabe eso, porque esta es una nueva situación para la OMC", dijo. "El pronóstico que hicimos de que Rusia podría convertirse en miembro antes del fin de este año debería ser revisado", agregó.

La campaña de los tres países ex soviéticos por unirse a la OMC como unión aduanera no tiene precedentes en la historia del organismo. Stefan Johannesson, que preside el grupo de trabajo clave de la OMC sobre la campaña de Rusia, dijo que podría demorar el acceso.

"No daré ningún pronóstico, pero está claro que (las nuevas conversaciones de acceso) tomarán más de uno o dos meses", dijo Medvedkov.

El negociador ruso dijo que su país había optado por la unión, debido a que los jefes de Gobierno de las tres naciones solucionaron sus diferencias en una reunión en Moscú esta semana,

dando un nuevo ímpetu a las conversaciones sobre la unión, que se han llevado a cabo desde 1997.

La decisión de Rusia de abandonar la campaña unilateral ocurrió días después de que la comisaria de Comercio de la UE, Catherine Ashton, dijera que había acordado con la ministra de Economía rusa, Elvira Nabiullina, que el acceso de Moscú a la OMC debería ser concluido para fines de año.

Medvedkov dijo que las promesas dadas por la Unión Europea y Estados Unidos en las últimas semanas eran "muy constructivas", pero agregó que la unión aduanera era "una realidad que podemos controlar".