21 de noviembre de 2019

Rusia/Serbia.- Serbia confirma el descubrimiento de una operación de espionaje que implica a agentes de Rusia

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Serbia, Alexander Vucic, ha confirmado este jueves que los servicios de Inteligencia del país han descubierto una operación de espionaje que implica a agentes rusos, en medio del escándalo que ha estallado en las últimas horas en el país.

"Nuestros servicios de seguridad han obtenido información de que el teniente coronel retirado de las Fuerzas Armadas Z.K. se reuniría con Gueorgui Kleban en Zemun", ha dicho, en rueda de prensa.

Así, ha resaltado que las autoridades serbias habían documentado en varias ocasiones los contactos de Kleban, antiguo agregado militar adjunto de Rusia en Belgrado, con miembros de las Fuerzas Armadas, según ha informado la agencia serbia de noticias Tanjug.

Vucic ha manifestado además que cuentan con documentos sobre contactos con otros miembros de los servicios de seguridad y de organizaciones del Ejército serbio, sin dar más detalles al respecto.

El escándalo se desató el miércoles cuando el portal de noticias Blic publicó un reportaje con imágenes de Kleban intercambiando bolsas con "un agente serbio de alto rango, un oficial".

A raíz de esta primera información, los medios de comunicación serbios difundieron un vídeo grabado con cámara oculta que revela el contenido de las bolsas: fajos de billetes.

Rusia se ha mostrado convencido este mismo jueves de que "nada puede afectar" a la "especial relación" con Serbia, a pesar del escándalo.

"Estamos convencidos de que Rusia y Serbia mantienen una relación tan especial, de socios, hermanos y aliados, que nada puede afectarla", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en una rueda de prensa.

Peskov ha admitido, no obstante, que "todavía es necesario esclarecer el incidente", según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

Vucic, que visitará Moscú el próximo 4 de diciembre, tal y como ha anunciado este jueves, ha ordenado investigar el asunto. En opinión del ministro de Defensa, Alexandar Vulin, se trata de "un intento de distanciar a Serbia de la política de neutralidad militar".