20 de junio de 2020

Sahel.- España condena el repunte de la violencia en el Sahel tras un ataque que dejó 24 soldados muertos en Malí

Sahel.- España condena el repunte de la violencia en el Sahel tras un ataque que dejó 24 soldados muertos en Malí
Sahel.- España condena el repunte de la violencia en el Sahel tras un ataque que - FUERZAS ARMADAS DE MALÍ (TWITTER @FAMA_DIRPA)

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha condenado este viernes el reciente repunte de la violencia en la región del Sahel tras el ataque perpetrado el pasado 13 de junio contra el Ejército de Malí cerca de la frontera de Mauritania, que se saldó con 24 soldados muertos.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, el Gobierno ha lamentado "las pérdidas humanas" y ha expresado sus "más sinceras condolencias al Gobierno de Malí, así como a los familiares de las víctimas".

Al mismo tiempo, ha manifestado el deseo de que estos crímenes no permanezcan impunes y se "esclarezca la responsabilidad lo antes posible para que los culpables sean llevados ante la Justicia".

"Igualmente, España desea manifestar su enorme preocupación por la incesante violencia terrorista en los últimos meses en la región del Sahel y del lago Chad, que solo en las últimas semanas se ha cobrado la vida de más 115 personas en la frontera occidental de Chad y Camerún, en Costa de Marfil, cerca de la frontera con Burkina Faso, y en el noreste de Nigeria", reza el texto.

Asimismo, el Gobierno español ha trasladado su "solidaridad y su más firme apoyo a las autoridades y ciudadanos de todos los países afectados" y ha reiterado su compromiso a redoblar los esfuerzos para "hacer frente, junto a la UE y la comunidad internacional, a los principales retos y desafíos que plantea la región a través de diferentes iniciativas puestas en marcha".

El ataque contra el Ejército maliense se produjo cuando una patrulla compuesta por varias decenas de soldados a bordo de doce vehículos cayó en una emboscada a unos 25 kilómetros de Diabaly, en la región de Segú.

Según diario 'Nord Sud Journal', unos 20 soldados a bordo de tres vehículos consiguieron regresar a la base. Malí ha visto en los últimos años multiplicarse las acciones terroristas en su territorio, principalmente a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico en el Sahel.

La actividad yihadista se ha ido extendiendo desde el norte al centro del país y ha contribuido a aumentar la violencia intercomunitaria, enfrentando a pastores con agricultores.