26 de septiembre de 2014

Amnistía pide liberar a las mujeres presas por abortar en El Salvador

SAN SALVADOR, 26 Sep. (Reuters/EP) -  

   Amnistía Internacional ha pedido este jueves al gobierno de El Salvador despenalizar el aborto, que es castigado con hasta con ocho años de cárcel en el país centroamericano, y liberar a las decenas de mujeres que están procesadas por ese delito.

   Amnistía ha presentado un informe en el que señala que las acciones legales y médicas que las autoridades salvadoreñas adoptan contra las mujeres que abortan son "comparables con la tortura".

   El Salvador tiene una de las legislaciones más severas del mundo contra el aborto. "Necesita detener la criminalización del aborto de forma inmediata", ha reclamado el secretario general de la organización, Salil Shetty.

   "El Gobierno tiene que garantizar el acceso al aborto, tanto a nivel jurídico como a nivel práctico, específicamente en los casos en los que el embarazo constituye un riesgo para la vida y la salud de la mujer", ha agregado.

   Las leyes salvadoreñas penalizan cualquier tipo aborto, lo que constituye una grave violación a los derechos de las mujeres y niñas, según añade la ONG.

   El Congreso aprobó en 1997 una ley que establece penas de entre dos y ocho años de cárcel a quienes cometan un aborto y a las personas que ayuden o interrumpan el embarazo con consentimiento. Cifras oficiales indican que unas 129 personas están encarceladas por estos delitos.

   "Le pedimos al Gobierno salvadoreño que libere de forma inmediata e incondicional a todas las niñas y mujeres que están encarceladas por casos relacionados con su embarazo. Deben ser liberadas sin ningún antecedente penal", ha añadido Shetty.

   Por su parte, Robert Valent, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ha dicho que las autoridades salvadoreñas deben garantizar un proceso idóneo y transparente a las mujeres que están encarceladas.

   "Está pendiente de resolverse 17 solicitudes de indultos de mujeres por delitos de homicidio agravado por problemas relacionados con su gestación, que merece continuar el trámite de manera expedita en la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa", ha sentenciado.