17 de agosto de 2007

El Salvador.- Aprueban en El Salvador una polémica ley para encarcelar a quienes partipen en desórdenes públicos

SAN SALVADOR, 17 Ago. (EP/AP) -

La Asamblea Legislativa de El Salvador reformó el Código Penal para incluir la aplicación de penas de hasta ocho años de cárcel a quienes participen en actividades de protestas callejeras o tomas de edificios públicos o privados.

Los diputados aprobaron anoche (madrugada en España) por 43 votos a favor y 41 en contra la reforma al artículo 348 del Código Penal con la advertencia que a los dirigentes de las protestas se les aumentará hasta en una tercera parte la pena máxima señalada.

Con la nueva enmienda se castigará con penas de cárcel las tomas de edificios de salud, la ocupación de edificios públicos y la obstaculización en las audiencias judiciales, eventos deportivos, culturales y electorales.

A prisión irán también quienes se cubran el rostro mientras participen en actividades callejeras así como quienes utilicen sustancias inflamables y armas de fuego u objetos corto punzantes.

Las enmiendas fueron rechazadas de inmediato por el izquierdista Frente Farabundo para la Liberación Nacional (FMLN) por considerar que atenta contra el derecho constitucional de manifestarse públicamente.

"El interés no es garantizar el orden publico, lo que buscan es impedir que el pueblo se organice, que el pueblo salga a las calles", dijo el jefe de la bancada del Frente, Salvador Sánchez Cerén, durante el acalorado debate legislativo.

Por su parte el diputado independiente Juan Pablo Durán, calificó las reformas "como leyes encaminadas a aumentar la represión".

El diputado de del partido oficialista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Rolando Alvarenga aseguró que con las reformas "el derecho a manifestarse se mantiene" y sostuvo que "lo que se busca es que las manifestaciones respeten el derecho público".

En ese sentido, el también miembro de Arena, Guillermo Ávila, dijo que la propia Constitución establece "límites a la sagrada libertad de expresarse, (y) esos límites tienen que ser no subvertir el orden público, no lesionar la moral, el honor, ni la vida de los demás".

Por último, el diputado del FMLN Walter Durán aseguró que con esta enmienda ellos no se dejarán amedrentar y anunció que públicamente seguirán "con el pueblo, a seguir manifestándonos. Vamos a hacer que se respete el estado de derecho".