25 de noviembre de 2014

Arresto domiciliario al expresidente salvadoreño Francisco Flores

Arresto domiciliario al expresidente salvadoreño Francisco Flores
REUTERS

SAN SALVADOR, 25 Nov. (Reuters/EP) -  

   El ex presidente salvadoreño Francisco Flores, investigado por los supuestos delitos de peculado y enriquecimiento ilícito, quedará por segunda vez bajo arresto en su domicilio debido a motivos médicos, mientras continúa el proceso en su contra, según han informado este lunes las autoridades.

   El juez Levis Orellana cambió la detención provisional por un arresto domiciliario porque consideró que las condiciones de la celda donde se encuentra Flores no son las mejores para que reciba tratamiento médico.

   El ex gobernante permaneció 19 días internado en un hospital privado para ser atendido por una trombosis en su pierna derecha, pero tras las intervenciones médicas regresó a prisión.

   "El juez revisó las medidas de arresto contra el expresidente Flores y luego las cambió por el arresto domiciliar, eso debido a la situación de salud que padece", ha explicado a la agencia de noticias Reuters Ulises Marinero, portavoz del Tribunal.

   El expresidente permanecerá en una prisión de la Policía hasta que una cámara de lo penal resuelva una apelación de la parte querellante contra la medida.

   En septiembre, Orellana había concedido el arresto en su domicilio a Flores, después de que se presentase en los tribunales voluntariamente, tras varios meses prófugo.

   El ex mandatario de 55 años, quien gobernó entre 1999 y 2004, es investigado por denuncias de desvío a sus cuentas de 15 millones de dólares que fueron donados por el Gobierno de Taiwán como ayuda tras dos devastadores terremotos que azotaron a El Salvador en 2001.

   El caso salió a la luz después de que el ex presidente Mauricio Funes (2009-2014) denunciase que el Gobierno de Estados Unidos investigaba a Flores por movimientos sospechosos en sus cuentas bancarias, aludiendo a un manejo irregular del dinero donado por Taiwán.

   Según las investigaciones, el dinero habría sido otorgado por el ex presidente taiwanés Chen Shui-bian, quien fue juzgado y sentenciado en su país a 17 años de prisión por corrupción.