24 de enero de 2015

Las dos principales bandas salvadoreñas ordenan reducir los asesinatos

Las dos principales bandas salvadoreñas ordenan reducir los asesinatos
REUTERS

SAN SALVADOR, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los dirigentes de las dos principales pandillas salvadoreñas, la Mara Salvatrucha y Barrio 18, han ordenado a los miembros de ambos grupos reducir los homicidios, lo que ha permitido reducir de 14 a 4,6 los asesinatos diarios contabilizados. La orden fue dada el pasado 17 de enero, según informa el portal salvadoreño 'El Faro'.

   El mediador de la tregua vigente entre marzo de 2012 y el 5 de enero pasado, Raúl Mijango, ha explicado que estamos ante un "gesto unilateral" de las pandillas, lo que ha propiciado una reducción de las muertes similar a la ocurrida en marzo de 2012, cuando entró en vigor la tregua impulsada por el presidente Mauricio Funes.

   Las cúpulas de ambos grupos habrían ordenado detener los actos de violencia en una iniciativa cuya continuidad dependerá de la reacción del Gobierno, ha explicado Mijango. "Hay una decisión de las pandillas de hacer un gesto unilateral. A mí me encantaría que esto fuera permanente, pero será difícil si no se dan las condiciones de facilitación. Es un gesto de las pandillas que busca demostrar que el único camino que arroja resultados inmediatos y económicos es el diálogo", ha indicado.

   Sin embargo, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, aseguraba el pasado 5 de enero que su Gobierno, a diferencia del anterior, no dialogará con las pandillas, pues eso está al margen de la ley.

   Hasta la fecha, el expresidente de la República, Mauricio Funes y los mediadores de la tregua iniciada en 2012 insisten en que aquello no se trató de un pacto con el gobierno, sino de un acuerdo unilateral entre pandillas y que la participación oficial consistió únicamente en dar "facilidades", siendo la principal transferir a los líderes pandilleros desde la cárcel de máxima seguridad de Zacatecoluca a cárceles de menor rigor. Al parecer, esta "facilidad" otorgada por el gobierno de Funes se mantiene.

   Hasta el día 17, día en el que se tomó lo que Mijango llama "la decisión", enero estaba siendo un mes trágico. En los primeros 17 días de 2015 no hubo un solo día en el que la cifra de asesinatos fuera inferior a 10, con un total de 239 salvadoreños asesinados en ese período, un promedio de 14.1 diarios. Hay que remontarse casi tres años, hasta febrero de 2012, para hallar un promedio superior. Y febrero de 2012 fue el mes inmediatamente anterior a la tregua.

   Desde el domingo 18 hasta el jueves 22 de enero, el promedio diario de homicidios cayó a 4.6, incluyendo el propio jueves 22, en el que no se registró ningún asesinato, algo que no se registraba desde hace más de un año.