28 de junio de 2006

El Salvador/EEUU.- Saca viajará hoy a EEUU para inaugurar el periodo de reinscripción al programa migratorio

SAN SALVADOR, 28 Jun. (EP/AP) -

El presidente de El Salvador, Tony Saca, viajará hoy a Estados Unidos para dictar una conferencia sobre el desarrollo económico e inaugurar el período de reinscripción al programa migratorio (TPS), que otorga permiso temporal de residencia y trabajo a más de 240.000 salvadoreños en el país norteamericano.

Saca explicó ayer, martes, que acudirá a la Universidad de Aspen, Colorado, para "hablar a un grupo de empresarios muy importante que están poniendo sus ojos en El Salvador", y agregó que se trata de "un evento de líderes empresariales de Estados Unidos, un evento mundial, en el que generalmente invitan a personalidades del mundo empresarial y político".

A este respecto, especificó que realizará una presentación del desarrollo económico de su país para que los empresarios "pongan su interés en El Salvador como sitio para invertir".

Además, Saca viajará el jueves a Washington y el viernes inaugurará el nuevo edificio de la Embajada de El Salvador, donde se reunirá con representantes de la comunidad de salvadoreños residentes en Estados Unidos.

BENEFICIARÍA A 244.000 SALVADOREÑOS

Según destacó, aprovechará su viaje para relanzar oficialmente la inscripción al TPS de los salvadoreños que viven en el país norteamericano, por lo que pidió a los residentes en su país que informen a sus familiares de Estados Unidos sobre el inicio del proceso de afiliación, que comenzará a partir del próximo 1 de julio.

En este sentido, explicó que, de manera independiente de las reformas migratorias que lleva adelante Estados Unidos, "hay que aprovechar la preinscripción que comienza en los próximos días, la cual beneficiará a 244.000 salvadoreños".

Se estima que unos 2,5 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos y, de estos, 244.000 están amparados por el programa de protección temporal migratorio que vencía en septiembre, pero que en enero el presidente estadounidense, George W. Bush, prorrogó por 18 meses.