23 de noviembre de 2011

El Salvador.- Un exmilitar dirigirá por primera vez el Ministerio de Justicia y Seguridad

SAN SALVADOR, 23 Nov. (Reuters/EP) -

El exgeneral David Munguía Payés juró el martes el cargo como ministro de Justicia y Seguridad de El Salvador en el Gobierno del presidente, Mauricio Funes, convirtiéndose en el primer exmilitar que asume dicho cargo tras el fin de la guerra civil (1980-92).

Munguía Payés, que hasta ahora se ocupaba del Ministerio de Defensa, se convierte así en el primer militar en ocupar la cartera de Justicia y Seguridad tras la firma de los Acuerdos de Paz de 1992 que puso fin al conflicto entre la guerrilla izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), a la que Funes perteneció, y el Ejército salvadoreño.

"David Munguía Payés es un hombre de mi mayor confianza, un militar en situación de retiro que ha merecido un reconocimiento de la sociedad civil por su desempeño en las Fuerzas Armadas durante los dos años y medio que tiene mi mandato", dijo Funes, elegido en 2009.

Munguía Payés, que no está implicado en ningún crimen de guerra, accede al cargo tras la dimisicón de Manuel Melgar, un exguerrillero del FMLN.

El nuevo ministro juró el cargo prometiendo la defensa de la Constitución. "Me comprometo a respetar la Constitución, los principios democráticos, los Derechos Humanos y conducir la seguridad pública con el carácter civilista, tal como lo establece la Constitución y los Acuerdos de Paz", afirmó.

Durante la guerra civil, murieron 75.000 personas y otros 8.000 desaparecieron, la mayoría a manos del Ejército, según una comisión de la verdad establecida en 1993.

Los críticos a este nuevo nombramiento aseguran que vulnera los tratados que pusieron fin al conflicto. El fiscal adjunto para los Derechos Humanos, Salvador Menéndez, destacó que "la designación de un militar es, sin duda alguna, una vulneración a la Constitución de la república y más aún al espíritu de la desmilitarización que está previsto en los Acuerdos de Paz".

Miembros del propio FMLN pidieron a Funes que nombrara a un civil como sucesor, mientras políticos de la derecha han celebrado este cambio ya que consideran que aplicará mano dura a los delincuentes.

Funes señaló que "nadie con buena intención debe pensar que este nombramiento podría implicar una militarización de la seguridad pública ni tampoco un retroceso en cuanto al espíritu de los Acuerdos de Paz".

El Salvador, que ocupa el segundo lugar después de Honduras entre los países con la mayor tasa de homicidios según Naciones Unidas, registra doce asesinatos al día, la mayoría perpetrados por las bandas locales bajo órdenes de los cárteles mexicanos.