22 de abril de 2016

El expresidente salvadoreño Antonio Saca, acusado de enriquecimiento ilícito

El expresidente salvadoreño Antonio Saca, acusado de enriquecimiento ilícito
EDGARD GARRIDO / REUTERS

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente salvadoreño Elías Antonio Saca y su mujer, Ana Ligia Mixco, han sido acusados formalmente este jueves de enriquecimiento ilícito tras no haber podido justificar más de 4 millones de dólares en el marco de la investigación realizada por la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CJS).

   La Fiscalía General de la República ha acusado formalmente al matrimonio de presunto enriquecimiento ilícito ante la Cámara Primera de lo Civil de la CSJ y, según el jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Andrés Amaya, también se ha procedido a congelar otra propiedad del expresidente.

   A principios de marzo, la Corte Suprema de Justicia había ratificado su decisión de abrir un juicio oral contra Saca por enriquecimiento ilícito.

   Saca, que en 2009 fue expulsado de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) por irregularidades, ha presentado ante la CSJ pruebas para justificar sus millonarios ingresos. Además, la CSJ ha ordenado bloquear cinco cuentas bancarias, cuatro a nombre de Saca y una con su mujer.

   Según ha explicado este jueves Amaya, la Fiscalía no ha tenido tiempo para analizar la cantidad exacta del dinero no justificado por Saca, por lo que en la demanda también ha solicitado que se realice un nuevo peritaje financiero contable para determinarla.

   "Tenemos unos análisis que se han realizado, pero no toda la información, sino que hay mucha información que todavía falta analizarla, y que por eso se está pidiendo al auxilio judicial", ha indicado, en referencia los 72.000 folios de pruebas presentadas por la Fiscalía, informa el 'El Salvador'.

   En este sentido, el fiscal ha aclarado que el sistema financiero aún tiene que entregar información que hay que analizar, por lo que podría detectarse que el patrimonio injustificado del expresidente es mayor al conocido hasta la fecha. Por su parte, Saca tiene 20 días para presentar ante el tribunal las pruebas en su defensa.