28 de febrero de 2007

El Salvador/Guatemala.- Descartan la vinculación de los tres parlamentarios asesinados con el crímen organizado

CIUDAD DE GUATEMALA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Guatemala y de El Salvador descartaron este martes que los tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano y su chófer, quienes fueron asesinados y quemados el lunes pasado tuvieran vinculaciones con crimen organizado.

"Conocí por harta cantidad de años a esos diputados y era necesario aclarar la honorabilidad de estas personas, empresarios de años de empresas sumamente exitosas", dijo el martes el ministro de Gobernación de El Salvador, René Figueroa al concluir una reunión con representantes guatemaltecos.

Figueroa aseguró que no había ningún compartimento secreto en el vehículo en el que viajaban los diputados del PARLACEN y, puesto que después fueron quemados, según Figueroa queda confirmado que no llevaban "algo escondido".

El fiscal general de Guatemala, Juan Luis Florido, expresó su conformidad con los resultados que "despejan las posibilidades que pudieran estar en relación con algún grupo delictivo".

Las autoridades de seguridad de los dos países se reunieron en Ciudad de Guatemala para conversar sobre el asesinato de los parlamentarios y su chófer y sobre la ejecución, dentro de una prisión, de los cuatro policías que fueron acusados del delito.

Según informa hoy la prensa guatemalteca, el jefe de la División de Investigación Criminal, Víctor Soto, explicó que con el esquema del delito se demuestra la participación de tres agentes más de la Policía Nacional Civil (PNC), a quienes en estos momentos las autoridades están buscando.

Por su parte, el subjefe de la Fiscalía de delitos contra la vida, Cándido Bremer, añadió que la banda estaría, supuestamente, integrada por unas 12 personas.

Las autoridades de El Salvador han manifestado su apoyo a la investigación e informaron este martes de que disponen de información que revela que uno de los buscados es un subinspector policial.

Por su parte, el jefe de la Unidad contra el Crimen Organizado, Luis Arturo Herrera, quien fue capturado el pasado jueves, utilizaba un teléfono móvil que estaba a nombre de la Policía.

Con este número de teléfono se estableció que Herrera mantuvo una conversación con salvadoreños, que le dieron la descripción y la matrícula del vehículo donde los diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano, Eduardo José D'Aubuisson, William Rizzier Pichinte y José Ramón González y el conductor Gerardo Ramírez Castellanos, viajaban antes de ser encontrados calcinados en Villa Canales el lunes de la semana pasada.

AYUDA DEL FBI

El fiscal general guatemalteco, Juan Luis Florido, confirmó la presencia en el país de un equipo de la Oficina Federal de Investigaciones del Estados Unidos (FBI) llegó al país para participar en la investigación del caso. "Nos reunimos para determinar la forma de participación científica del caso", afirmó.

Por último, el jefe de la Fiscalía contra el Crimen Organizado, de El Salvador, dijo anunció que el Instituto de Medicina Legal tendrá finalizados en breve los resultados de los análisis de ADN que se practicaron a los fallecidos.