31 de diciembre de 2014

Los homicidios se disparan en El Salvador

Los homicidios se disparan en El Salvador
REUTERS

SAN SALVADOR, 31 Dic. (Reuters/EP) -  

   Los homicidios en El Salvador se han disparado en un 55 por ciento a lo largo de este año por la ruptura de la tregua entre las principales pandillas que azotan al empobrecido país centroamericano, según ha confirmado este martes la Policía.

   El Salvador, uno de los países más violentos del mundo, sufre por las encarnizadas luchas que libran las pandillas entre sí en busca del control de territorios para extorsionar a la gente. Se calcula que las llamadas 'maras' son integradas por alrededor de 60.000 jóvenes.

   La Policía Nacional Civil (PNC) ha informado este martes de que hasta el 30 de diciembre se habían registrado 3.875 muertes violentas, 1.385 más que al cierre del 2013. Sólo en diciembre el promedio diario de asesinatos fue de doce --en una nación de poco más de 6 millones de habitantes--.

   El director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, ha explicado en una rueda de prensa que el aumento de los homicidios se debe a las pugnas entre las pandillas por la disputa de ingresos ilícitos y la ruptura este año de una tregua que se pactó el 2012.

   "Los grupos que habían optado el año pasado en disminuir (los homicidios), este año hacen todo lo contrario. Esa es la causa principal", ha agregado el funcionario salvadoreño.

   La Mara Salvatrucha (MS-13) y su rival Barrio 18 habían pactado la tregua para reducir los homicidios, un pacto que causó controversia por la supuesta participación del Gobierno y la concesión de facilidades a líderes de las pandillas presos.

   Raúl Mijango, uno de los mediadores de la tregua, dijo que los homicidios subieron por la falta de apoyo del Gobierno a una "medida que estaba demostrando ser altamente eficaz".

   En junio, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, dijo que su Gobierno no apoyaría la tregua y argumentó que era un pacto entre las 'maras' y no con el Poder Ejecutivo.

   El Salvador es el cuarto país más violento del mundo con una tasa de homicidios intencionales de 41,2 por cada 100.000 habitantes, según cifras de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito con base en datos del 2012.

   Honduras lidera la lista con una tasa de 90,4 homicidios, seguido por Venezuela con 53,7 y Belice con 44,7.

   Los cárteles del narcotráfico mexicanos han causado estragos en Centroamérica elevando a niveles nunca vistos la violencia en Honduras, El Salvador y Guatemala, países de tránsito para las drogas en su camino hacia el mercado de Estados Unidos.