5 de abril de 2014

Sánchez y Hernández se declaran "amantes de la paz"

Sánchez y Hernández se declaran "amantes de la paz"
TWITTER

MADRID, 5 Abr. (Notimérica/EP) -

   El presidente electo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, se ha reunido este sábado con el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, al término de la cual han ratificado que ambos son "países amantes de la paz", en el marco del conflicto por isla Conejo.

   Sánchez Cerén ha llegado alrededor de las 10.00 (hora local) a la Casa Presidencial de Tegucigalpa para entrevistarse con Hernández, en el marco de la visita de cortesía que ha realizado a Honduras antes de asumir la Jefatura de Estado de El Salvador.

   Al término de la misma, los mandatarios han emitido una declaración conjunta en la que han destacado "la amistad, la fraternidad y el diálogo franco" entre sus países, según ha informado el diario hondureño 'El Heraldo'.

   "Somos pueblos amantes de la paz y como gobiernos privilegiamos los mecanismos de diálogo para enfrentar las situaciones que pueden presentarse, tanto en nuestra relación bilateral como en el marco de nuestra participación en foros regionales y mundiales", han dicho.

   De esta forma, Sánchez Cerén y Hernández han aludido a isla Conejo, cuya soberanía se disputan ambos países y donde Honduras ha realizado varias construcciones "en una clara violación a la soberanía de El Salvador", según dijo su presidente saliente, Mauricio Funes.

   El conflicto territorial se remonta a 1992, cuando la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se pronunció sobre los límites entre Honduras y El Salvador en el golfo de Fonseca, en el océano Pacífico, concediendo a Tegucigalpa el control de las islas Meanguera, Meanguerita y El Tigre, el 70 por ciento de la zona.

   El alto tribunal no se pronunció sobre isla Conejo, ubicada también en el Golfo de Fonseca, ya que su soberanía nunca había estado en disputa, por lo que El Salvador presentó un recurso, que finalmente fue rechazado por La Haya.

   Tegucigalpa solicitó en 2012 la intervención del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para garantizar el cumplimiento del fallo de la CIJ tras una serie de incidentes navales con El Salvador y Nicaragua y San José hizo lo mismo el año pasado por las construcciones hondureñas.

ALIANZA CENTROAMERICANA

   Por otro lado, Sánchez Cerén y Hernández han reafirmado "su compromiso con la integración centroamericana, como herederos de Francisco Morazán y Juan Lindo" y han expresado su voluntad de "fortalecer los procesos que lleven a una región unida, en paz, democracia y desarrollo".

   "Coincidimos en trabajar por una alianza estratégica para el desarrollo, el comercio y la inversión, por lo que aprovechamos para invitar a la hermana República de Nicaragua, para que trabajemos juntos en dicha alianza", han apuntado.