31 de enero de 2007

El Salvador.- Un nuevo contingente de soldados parte hacia Irak para relevar a sus compañeros que llevan allí seis meses

SAN SALVADOR, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de 87 soldados del octavo contingente del Batallón Cuscatlán salieron hoy hacia Irak para reemplazar a sus compañeros, quienes llevan en el país de Oriente Próximo seis meses.

Los soldados permanecerán durante 22 en el avión que les llevará hasta Irak aunque tendrán que hacer escala en Estados Unidos, Islandia, Rumanía y Kuwait, según informó hoy el Ejército del país.

Los 293 soldados restantes saldrán en un segundo vuelo este miércoles en un avión fletado por la 'Coalición' que dirige Estados Unidos, según informa hoy el diario salvadoreño 'La Prensa Gráfica'.

El presidente del país, Tony Saca, entregó el pabellón nacional al contingente que participará en la reconstrucción de puentes, bombas de agua y escuelas en la ciudad de Kut, en la provincia de Wasit, al sur de Bagdad.

Este grupo estará en la base Delta situada en dicha localidad por un periodo de seis meses en los que seguirá con las labores del Séptimo Batallón Cuscatlán, que volverá a El Salvador este mes de febrero.

"Van animados de iniciar y cumplir la misión", dijo en rueda de prensa el jefe del estado mayor del ejército, general Jorge Molina tras despedir al primer grupo de 87 soldados en la base militar de Comalapa al sur de San Salvador.

"En Kuwait van a permanecer bastantes días aclimatándose y obteniendo el equipo con el que se van a dirigir (por tierra) al campamento Delta", agregó.

Al contingente lo acompaña el general Eduardo Mendoza así como un grupo de periodistas de los principales medios de comunicación de El Salvador.

"La misión encomendada es la de desarrollar operaciones especiales de paz en combinación con las fuerzas de la Coalición, así como asistir a la población civil en tareas de reconstrucción y atención sanitaria, a fin de contribuir con la estabilidad y seguridad del pueblo de Irak", según un comunicado del ministerio de Defensa.

El Salvador es el único país de América Latina que tiene presencia en Irak desde agosto de 2003. Desde entonces los salvadoreños perdieron a cinco miembros del ejército y más de 20 efectivos resultaron heridos en ataques de la insurgencia.

El contingente finalizará sus tareas el próximo mes de agosto aunque el Gobierno está autorizado por la Asamblea Legislativa a realizar un noveno envío para cumplir una misión hasta el 31 de diciembre.