26 de septiembre de 2014

El presidente salvadoreño insta a la ONU a asumir un "papel creciente" en materia migratoria

El presidente salvadoreño insta a la ONU a asumir un "papel creciente" en materia migratoria
MIKE SEGAR / REUTERS

NUEVA YORK, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, ha pedido apoyo a la comunidad internacional para frenar el "incremento" de la emigración de niños centroamericanos a Estados Unidos y ha instado a Naciones Unidas a asumir un "papel creciente" en materia migratoria.

Sánchez Cerén, que este viernes ha tomado la palabra en la Asamblea General de la ONU, ha defendido la importancia de que países como el suyo sigan trabajando para reducir la pobreza, promover reformas sociales o combatir la desigualdad.

Sin embargo, en los últimos meses las políticas públicas centroamericanas se han visto sobrepasadas por la huída de miles de personas hacia Estados Unidos, país en el que se han disparado especialmente los intentos de entrada de menores de edad.

El mandatario salvadoreño ha pedido "apoyo" a la comunidad internacional "para superar la situación generada ante el incremento del flujo de niñas y niños migrantes no acompañados que viajan hacia Estados Unidos".

Para Sánchez Cerén, es "necesario" que todo el sistema de Naciones Unidas, incluida la Asamblea General, "asuma un papel creciente en la temática migratoria" y ha instado, por ejemplo, a reconocer la movilidad humana como "factor relevante" en los esfuerzos de la organización. En términos prácticos, ha propuesto incluir esta cuestión en la agenda de desarrollo posterior a 2015.

"Estamos convencidos de que, ante este fenómeno multicausal, debemos actuar con un enfoque integral que brinde la protección de los derechos de nuestras niñas y niños, que garantice el respeto al debido proceso y el apoyo a la reunificación con sus padres", ha añadido.

Sánchez Cerén, que ha apelado a la "responsabilidad" de países de origen, tránsito y destino, también ha subrayado la importancia de trabajar en las "comunidades de origen", de cara a "generar mejores condiciones" para la población local".

AMÉRICA LATINA

Sánchez Cerén ha aprovechado su discurso para pedir a la ONU que mantenga todos sus programas en América Latina, en general, y en Centroamérica, en particular, al margen de las consideraciones macroeconómicas de los países.

En este sentido, ha advertido de que "reducir su presencia profundiza los serios problemas de inequidad económica y social que sufre la región", donde también persiste el "desafío" de la inseguridad.

El presidente de El Salvador se ha sumado a las voces que piden un escenario internacional adaptado al nuevo siglo y en el que los países emergentes o en desarrollo tengan su propia voz. Sánchez Cerén considera "urgente", por ejemplo, la modificación de la arquitectura financiera y de los mecanismos de cooperación internacional.

Asimismo, El Salvador, que apuesta por la integración centroamericano para orientar un trabajo regional común, aspira a liderar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y quiere un Consejo de Seguridad "abierto a una mayor representación y participación de todos sus Estados miembro".

En aras de los "esfuerzos por la paz" y el "desarrollo inclusivo y equitativo", Sánchez Cerén ha reclamado desde la tribuna de la ONU el fin del bloqueo de Estados Unidos sobre Cuba, ya que supone un "desprecio a los principios y libertades fundamentales" y está basado en una suposición "infundada" de colaboración con el terrorismo.