26 de agosto de 2019

El Salvador.- El Salvador, a por su mes de agosto con menos homicidios en años

El Salvador.- El Salvador, a por su mes de agosto con menos homicidios en años
El Salvador.- El Salvador, a por su mes de agosto con menos homicidios en añosCAMILO FREEDMAN/ZUMA WIRE/DPA - ARCHIVO

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El número de homicidios en El Salvador se ha reducido de forma considerable desde la llegada a la Presidencia de Nayib Bukele el pasado 1 de junio hasta el punto de que el mandatario confía cerrar este mes de agosto con la cifra más baja en años.

El 21 de agosto, Bukele celebró que en el país no se había registrado ningún homicidio, si bien explicó que las estadísticas mostrarán uno tras el fallecimiento ese día de un pandillero de la Mara Salvatrucha herido en un choque con la Policía el 13 de agosto.

"Este día El Salvador cierra con dos homicidios", escribió el mandatario en su Twitter el 24 de agosto. "A pesar de las adversidades y el largo camino que falta por recorrer, seguimos bajando el promedio", defendió Bukele, celebrando que "de seguir así, agosto se convertiría en el mes más seguro desde los Acuerdos de Paz" de 1992.

Hasta el 21 de agosto, el promedio de muertes violentas en El Salvador era de 3,8 al día, la cifra más baja en los últimos años. En su primer mes de mandato, en junio, hubo una media de 7,7 homicidios diarios, cifra que se redujo hasta los 5,7 en el mes de julio, según los datos de la Policía salvadoreña.

La reducción se enmarca en el Plan de Control Territorial anunciado por Bukele el pasado 20 de junio con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y que se vertebra en tres ejes fundamentales: control de los centros penales, interrupción de la financiación del crimen organizado y fortalecimiento de los cuerpos de seguridad.

En virtud del primero de ellos, este sábado la Dirección General de Centros Penales (DGCP) procedió al traslado de 1.800 pandilleros recluidos en prisiones del país. Así, 900 integrantes de la Mara Salvatrucha fueron trasladados desde la cárcel de Ciudad Barrios a la de Quezaltepeque, mientras que 900 integrantes de la pandilla 18 Sureños y Revolucionarios fueron trasladados desde Quezaltepeque a Ciudad Barrios.

"Podemos garantizar que ya no existen penales exclusivos de una sola pandilla", explicó al respecto el director del DGCP, Osiris Luna Meza. "Hemos intercalado a todas las pandillas en todos los penales de máxima seguridad y de seguridad, rompiendo así con un hecho histórico", subrayó, incidiendo en que a partir de ahora "el control, orden y disciplina (en las cárceles) lo tendrá Centros Penales" y no las pandillas.

El Gobierno, precisó Luna Meza, apuesta por la "desarticulación del crimen organizado al interior de las cárceles" y "anular la comunicación desde los recintos carcelarios al exterior" con esta medida, impidiendo de este modo que se ordenen acciones y asesinatos desde ellas.

Para leer más