Sánchez, satisfecho de haber "roto el hielo" con Cuba, espera una visita de los Reyes en 2019

Destaca la buena acogida de los empresarios españoles y asegura que con Díaz-Canel ha hablado "de todo"

Sánchez, satisfecho de haber "roto el hielo" con Cuba, espera una visita de los Reyes en 2019
23 de noviembre de 2018 MONCLOA

LA HABANA, 23 Nov. (De la enviada especial de EUROPA PRESS Carolina Jiménez) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado este viernes satisfecho con los resultados de su visita a Cuba, un viaje que ha descrito como "de carácter histórico" y que supone haber "roto el hielo" con la isla, poner fin "a una anomalía que duraba demasiado tiempo" y "poner a cero" el contador de la relación.

Ha dicho que espera que sea la primera de muchas visitas oficiales de otros miembros del Gobierno y un anticipo de un viaje de los Reyes dentro de un año, cuando se cumplan los 500 años del nacimiento de La Habana. Cuba, ha incidido, no es un viaje más, porque la isla tiene un "lugar privilegiado en el imaginario de los españoles" y había un "déficit" que cubrir.

Es más, ha defendido que lo más importante de esta visita ha sido la alta expectación con la que le han recibido los empresarios españoles con intereses en Cuba --al foro empresarial hispanocubano han asistido 300 empresas, un centenar más de las previstas--. "Lo que no tiene sentido es que por ausencia de España en Cuba sean otros países los que vayan ganando presencia", ha argumentado. En el foro empresarial, Sánchez ha llegado a decir que el Gobierno ha transmitido en el pasado una sensación de "dejadez" o de darle poca importancia a Cuba, y eso ha hecho que otros países tomen la delantera en algunos contratos.

Sánchez se ha aferrado a ese argumento, defendiendo la necesidad de poner la relación política al mismo nivel que la social y humana, cuando se le ha preguntado por qué no se ha reunido con representantes de la oposición cubana. "La sociedad española no puede entender que a una sociedad, la cubana, con la que tenemos tantos vínculos, no se produjera una visita del presidente del Gobierno desde hace tanto tiempo", se ha limitado a señalar.

¿DEBERÍAN VER LOS REYES A LA DISIDENCIA?

Tampoco se ha pronunciado sobre si la visita de los Reyes debería incluir alguna reunión con la oposición, argumentado que es un escenario que aún está lejos y que lo importante es que la visita se produzca.

Sánchez si se reúne esta tarde, en el último acto previsto en su viaje a Cuba, con artistas, intelectuales, periodistas independientes y 'cuentapropistas', como el actor Jorge Perugorría, el músico Carlos Varela, el escritor Leonardo Padura y los periodistas Abraham Jiménez Enoa, de 'El Estornudo', y Roberto Veiga y Lenier González, de 'Cuba Posible'. También con Enrique Núñez, dueño del famoso paladar La Guarida, y las diseñadoras Leire Fernández e Idania del Río, fundadoras de la empresa de diseño Clandestina.

Preguntado si con Díaz-Canel ha hablado de los Derechos Humanos en la isla y si le había pedido la liberación de alguno de los 130 presos políticos, ha recalcado que no iba a desvelar sus conversaciones con él, pero ha garantizado que han hablado "de todo". También ha insistido en que el jueves se aprobó un memorando de cooperación política en el que se reconoce que los dos países hablarán sobre la situación de derechos humanos en la isla.

ACOMPAÑAR LA MODERNIZACIÓN

Además, ha expresado su deseo de que España esté presente en Cuba y "tenga un papel en el proceso de apertura económica, modernización y reforma en la medida en que lo consideren oportuno las autoridades cubanas, incluso con asistencia técnica. Sánchez ha agradecido al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, su hospitalidad y su afecto a España y su deseo de que la relación sea lo más intensa posible.

Sánchez se ha mostrado satisfecho con los resultados en materia económica, ya que el Gobierno cubano se ha comprometido a acelerar una solución para el problema de los impagos a las empresas españolas.

Contador