11 de septiembre de 2012

Santos se dice "muy triste" por las críticas de Uribe

BOGOTÁ, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se ha declarado este martes "muy triste" por las críticas que ha hecho su antecesor en el cargo, Alvaro Uribe, al proceso de paz que su Gobierno pretende iniciar con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y ha confiado en que "algún día" puedan resolver sus diferencias.

   Durante su programa 'En Línea con el Presidente', Santos ha asegurado que está "muy triste con el presidente Uribe" por las críticas que éste hace de su gestión y ahora de los contactos con la guerrilla. "Él está peleando conmigo, yo no con él", ha puntualizado, para a renglón seguido añadir: "ojalá eso se pueda arreglar algún día".

   En este sentido, ha recordado que "lo que hago todos los días es decir que estamos avanzando sobre lo que él construyó, y estamos tratando de avanzar en muchos de los objetivos que deben unir a todos los colombianos".

   Así las cosas, ha considerado que hay que "tomar las cosas con calma" sobre todo cuando hay "una situación complicada" y no dejarse desubicar. "Hay que tener temple", ha subrayado Santos, que ha reconocido que esto requiere "contar hasta diez cada vez que sucede algo para no reaccionar". "yo medito para mantenerme concentrado en los diferentes temas", ha remachado.

   Este mismo lunes, Uribe acusó a Santos de hacer "publicidad electoral" a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, de cara a los comicios presidenciales del 7 de octubre, al presentarle como "el gran componedor de la paz en Colombia".

   "El Gobierno Santos ha permitido que a un mes de las elecciones en Venezuela el presidente Chávez, que ha sido cómplice de las FARC, aparezca ahora como el gran componedor de la paz en Colombia y esto le hace publicidad electoral", ha dicho.

   El ex mandatario ha fundado su acusación en unas declaraciones de Santos, en las que el presidente consideró que Chávez es un "factor de estabilidad" para Colombia, en particular, y para América Latina, en general.

   Así, Uribe ha apuntado que está a favor de una paz en condiciones de sometimiento al ordenamiento jurídico, pero no de un proceso que conduzca a Colombia hacia el "narcochavismo de la paz".

   Desde que Santos anunciara el inicio de un proceso de paz con las FARC para buscar el fin del conflicto, abriendo también la puerta a la participación del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Uribe ha criticado duramente esta decisión.

   El ex presidente ha acusado a su sucesor en el cargo de ser "permisivo" con los terroristas y ha advertido de que el proceso de paz tendrá un "alto coste" para el país, ya que permitirá fortalecerse a los grupos armados, como han demostrado experiencias anteriores.

   Asimismo, ha advertido en contra de la participación de Chávez en el proceso de paz, aseverando que el líder socialista solamente intervendrá para adjudicarse el mérito de que sentó a negociar al Gobierno colombiano y a las guerrillas de cara a su eventual reelección.