13 de marzo de 2016

Santos se enfrenta a su nivel más bajo de popularidad en cinco años

Santos se enfrenta a su nivel más bajo de popularidad en cinco años
COLPRENSA

BOGOTÁ, 13 Mar. (Colprensa/Notimérica) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se enfrenta a su nivel más bajo de popularidad desde que llegase a la presidencia. Este dato no solo se refleja en las encuestas, sino que los expertos coinciden en que el mandatario se ha centrado en un solo tema, la firma de la paz con las FARC.

Los ciudadanos colombianos sienten que el presidente Santos ha abandonado las demás obligaciones que necesitan. La firma del acuerdo con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), es algo fundamental y necesario, pero eso no es todo.

Tal y como señalan los analistas --y tal y como reza el dicho popular colombiano--, el mandatario "echó todos los huevos en la misma canasta", pues se ha jugado todo su capital político en un solo proyecto, y hasta el momento no hay nada concreto. E incluso, el creciente pesimismo sigue apoderándose de una ciudadanía que no ve mayores avances después de tres años de negociaciones.

Más aún, la percepción generalizada es que las FARC son las que están imponiendo la agenda y el ritmo de negociación en La Habana, y aunque el cese al fuego ha rebajado la intensidad del conflicto, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) sigue asesinando uniformados, cometiendo secuestros y haciendo atentados contra las infraestructuras económicas.

Ante este desesperanzador panorama, se suma otro aún más oscuro: la posibilidad de un nuevo racionamiento eléctrico a pesar de que los colombianos pagan por adelantado para así prevenir otra crisis energética.

Eso, sin contar con los escándalos de corrupción en el sector salud y en la Policía Nacional, y el precario 3,1 por ciento de crecimiento económico en 2015, que para el Gobierno "es mucho mejor que en el resto de la región".

Ante este bache de popularidad por el que pasa Santos, los expertos coinciden en que las próximas dos semanas serán decisivas para el presidente: el 17 de marzo la Corte Internacional de Justicia decidirá si es competente para conocer las dos nuevas demandas de Nicaragua contra Colombia, y el 23 se sabrá si se firma o no el tan anhelado acuerdo con la guerrilla.

Un nuevo revés en cualquiera de estos temas, o en ambos, acabaría de sepultar la ya maltrecha imagen presidencial. Pero un resultado favorable podría darle un nuevo aire al Presidente y hasta revertir la tendencia de futuras encuestas.

Para leer más