16 de diciembre de 2015

Santos: "No se cometerá la injusticia de ver a guerrilleros libres y a militares presos"

BOGOTÁ, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dicho este martes que "no se volverá a cometer la injusticia de ver a los guerrilleros libres y a los militares presos", después de que el Gobierno haya logrado en La Habana un importante acuerdo sobre víctimas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En un discurso en el que ha invitado a los colombianos a imaginarse un país "en paz", Santos ha advertido de que los miembros de la Fuerza Pública no pueden ser equiparados a las FARC y, por lo tanto, podrán solicitar la revisión de sus sentencias.

"Se va a aplicar el Derecho Internacional Humanitario (DIH) que rige los conflictos armados, y eso quiere decir que los militares pueden pedir revisión de sus sentencias y sus procesos", ha agregado el mandatario colombiano, tal y como ha informado la emisora local Caracol Radio.

En este sentido, Santos ha dejado claro que si la guerrilla puede obtener beneficios en materia de justicia en base a los acuerdos alcanzados en los diálogos de La Habana, también los obtendrán los miembros de la Fuerza Pública que hayan cometido algún delito en medio del conflicto.

Asimismo, ha anunciado que con este último acuerdo los civiles involucrados en delitos relacionados con el conflicto "podrán rendir cuentas a la justicia" y reparar a las víctimas para resolver su situación jurídica. En cualquier caso, ha insistido en que todo lo que se negocie en La Habana "deberá ser sometido a la aprobación de los colombianos" mediante un referéndum.

CUARTO ACUERDO

El Gobierno colombiano y las FARC han cerrado el acuerdo sobre víctimas por el cual crea un sistema integral basado en cinco ejes: una comisión de la verdad, una unidad especial para buscar desaparecidos, medidas de reparación, garantías de no repetición y la justicia transicional.

Se trata del cuarto acuerdo que suscriben las partes en los tres años de diálogo de paz. Ya han cerrado pactos sobre desarrollo rural y agrario, participación política y drogas. Restan ahora --además del punto sobre víctimas-- los de ratificación y verificación de lo acordado.

Aunque el proceso de paz para estar en la recta final --con el 23 de marzo como fecha límite--, éste podría acabar en cualquier momento dejando en papel mojado los compromisos ya alcanzados, dado que las partes negocian bajo el principio de que "nada está acordado hasta que todo esté acordado".