27 de marzo de 2015

La Sección de Intereses de Cuba en EEUU denuncia que sigue sin banco

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos ha denunciado este viernes que, a pesar de las rondas de conversaciones entre los dos países, la representación diplomática sigue sin contar con una institución bancaria para ofrecer un "normal funcionamiento" y servicios consulares "plenos".

La Sección de Intereses cubana, la máxima representación de la isla en Estados Unidos, lleva un año sin disponer de una entidad financiera que gestione sus trámites por la negativa de los bancos a asumir las operaciones en un escenario de tensión política y sanciones.

A raíz de que los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, respectivamente, anunciaran en diciembre el inicio de conversaciones para retomar las relaciones diplomáticas, el Gobierno de la isla ha hecho campaña para resolver la situación de su oficina en Washington.

La Sección ha lamentado en un comunicado que, a pesar de este "proceso de reaproximación diplomática", la situación sigue sin estar resuelta. "Ese diálogo no ha logrado hallar una salida a la cuestión de los servicios bancarios a la representación cubana en Washington y la ONU", ha criticado.

Por este motivo, y a la espera de que pueda "garantizar su normal funcionamiento" y "brindar servicios consulares plenos", la Sección de Intereses ha comunicado que prorroga "una vez más" sus servicios de forma temporal, en esta ocasión hasta el 30 de junio.

Entretanto, "seguirá trabajando en la búsqueda de una solución que permita normalizar su trabajo consular", ha añadido. La oficina ha aclarado que las solicitudes por "razones humanitarias" seguirán teniendo un trato preferencial.

En la última ronda de conversaciones mantenida por los dos países en febrero, la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, recordó que la Sección de Intereses de Cuba "lleva un año sin poder encontrar un banco". Citó este aspecto y la eliminación de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo como principales temas pendientes.