5 de agosto de 2009

Senador EEUU frena entrega ayuda antidrogas a México

WASHINGTON (Reuters/EP) - México aún no ha cumplido con los requerimientos de derechos humanos que exige la ley estadounidense para la entrega de millones de dólares en ayuda para la lucha antinarcóticos, dijo el miércoles un senador demócrata.

El senador Patrick Leahy dijo en un comunicado que sería prematuro que el Gobierno estadounidense emita un reporte afirmando que México está respetando los derechos humanos en su guerra contra el narcotráfico.

Leahy es un demócrata que encabeza una subcomisión que supervisa el gasto en ayuda extranjera. Su posición podría retrasar la entrega de millones de dólares en ayuda contemplada en el programa llamado "Iniciativa Mérida", reportó el miércoles el Washington Post.

"La ley retiene el 15 por ciento de los fondos de (la Iniciativa) Mérida hasta que la Secretaría de Estado reporte al Congreso que el Gobierno mexicano está cumpliendo los cuatro requerimientos, incluyendo el procesamiento de oficiales del Ejército y la policía que han violado los derechos humanos", dijo Leahy en un comunicado.

"Esas condiciones no se han cumplido, por eso es prematuro enviar el reporte al Congreso. Teníamos fe en que las discusiones con las autoridades mexicanas y estadounidenses alcanzarán estos requerimientos en el marco de la ley, y espero que podamos mantener ese espíritu", agregó.

El Departamento de Estado tenía previsto enviar un reporte favorable sobre el historial de derechos humanos de México antes de la visita del presidente Barack Obama a Guadalajara para una cumbre de líderes de América del Norte este fin de semana, indicó el diario citando a funcionarios familiarizados con el reporte.

Más de 100 millones de dólares en ayuda estadounidense a México están en juego bajo la Iniciativa Mérida -un paquete de 1.400 millones de dólares para desembolsar en un plazo de tres años-, lanzada en el 2007 bajo el mandato del ex presidente George W. Bush, dijo el Post.

La ayuda, que busca cooperar con los esfuerzos de México para frenar el tráfico de drogas ilícitas que tiene como principal mercado a Estados Unidos, es para ser usada en entrenamiento de la policía mexicana y en la compra de helicópteros y otros equipos.

"Sigo apoyando los objetivos de la Iniciativa Mérida, pero la mera estrategia militar no es una solución en el largo plazo ni tampoco está claro qué podemos lograr en el corto plazo", dijo Leahy en su comunicado.

"México necesita fuerzas policiales efectivas y un sistema judicial que funcione. Y mientras la demanda de drogas de Estados Unidos y el tráfico de armas a México permanezca en estos niveles, será difícil neutralizar a los cárteles", sostuvo.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, ha destinado unos 7.000 millones de dólares a una campaña militar contra los cárteles de drogas que cada año envían narcóticos ilegales valorados en unos 40.000 millones de dólares a través de la frontera con Estados Unidos.

En el Congreso de Estados Unidos ha aumentado la preocupación respecto a posibles violaciones a los derechos humanos cometidas por las tropas mexicanas durante la campaña.

El Post dijo que funcionarios del Departamento de Estado están considerando reescribir el reporte antes de enviarlo al Congreso, probablemente cuando reanude su funcionamiento en septiembre luego del receso de un mes por las vacaciones de verano.