18 de junio de 2009

Senador EEUU fustiga a Obama por demora en acuerdos comerciales

WASHINGTON (Reuters/EP) - Estados Unidos corre el riesgo de "quedarse fuera de la fiesta", dado que otros países buscan acuerdos comerciales mientras el Gobierno del presidente Barack Obama se queda al margen, dijo el jueves un importante senador republicano.

El Gobierno estadounidense hasta ahora sólo ha producido "falsos inicios" en materia de comercio, siendo presionado por legisladores demócratas y sindicalistas que se oponen a algunos tratados comerciales, afirmó el senador Charles Grassley.

El legislador dijo que temía que la Casa Blanca no envíe al Congreso un acuerdo de libre comercio con Panamá antes de fin de año y puso en duda que el tratado negociado con Colombia llegue después.

Además, Grassley, el principal republicano de la Comisión de Finanzas del Senado, dijo que tenía la sensación de que la Casa Blanca no planea presentar a los legisladores un pacto comercial negociado con Corea del Sur.

Los tres acuerdos pendientes fueron negociados por el Gobierno de George W. Bush y deben ser ratificados por el Congreso estadounidense para entrar en vigor.

"Necesitamos un liderazgo real para asegurarnos que Estados Unidos siga a la vanguardia durante las próximas décadas, pero el presidente y sus asesores están siendo desviados por consideraciones políticas", dijo Grassley durante un desayuno con una agrupación gremial en Washington.

"Todo lo que hemos visto han sido falsos inicios del Gobierno, e incluso más retrocesos del partido mayoritario, sobre todo en la Cámara", sostuvo.

El Gobierno de Obama ha enviado señales encontradas sobre el comercio este año. Inicialmente, dijo que estaba trabajando para dejar listo el tratado con Panamá al Congreso.

Luego, indicó el mes pasado que el acuerdo con Panamá tendría que esperar hasta que Obama delineara una nueva política comercial y dijo que esa política debía estar en línea con la política interna.

En el medio, unos 50 representantes demócratas pidieron que el pacto sea renegociado, mencionando preocupaciones por las leyes laborales e impositivas de Panamá.

Grassley señaló que las exportaciones estadounidenses habían caído este año, mientras que Canadá había entablado negociaciones comerciales con Panamá y ya había llegado a un acuerdo con Colombia.

"De alguna manera ya nos hemos quedado afuera de esta fiesta antes", dijo Grassley, indicando que entre 1995 y el 2002 los socios comerciales de Estados Unidos habían firmado cientos de acuerdos comerciales, mientras que Estados Unidos sólo aseguró tres.