27 de agosto de 2019

Siria.- Las fuerzas kurdas sirias comienzan a retirarse de la zona fronteriza con Turquía

BEIRUT, 27 Ago. (DPA/EP) -

Las autoridades kurdas sirias han informado este martes de que su combatientes han comenzado a retirarse de las zonas a lo largo de la frontera con Turquía después de que Washington y Ankara acordaran este mes la creación de una zona tampón en ese área.

"Comenzamos el 24 de agosto a retirar las barreras de arena de Ras al Ain y retiramos a un grupo de la Unidades de Protección Popular (YPG) con su armamento pesado hacia nuevos puestos", ha informado la administración autónoma kurda del norte y el este de Siria en un comunicado, en el que ha precisado que se hizo algo similar el lunes en Tel Abyad.

Según las autoridades kurdas sirias, todos los movimientos se realizaron en el marco de los entendimientos tripartitos respecto a la seguridad fronteriza alcanzados con Turquía.

El 7 de agosto, Ankara y Washington acordaron establecer una "zona segura" a lo largo de la frontera turca con el norte de Siria, pero por ahora hay pocos detalles al respecto.

Ankara está tratando de hacerse con el control de unos 40 kilómetros de territorio sirio desde su frontera y expulsar a las fuerzas kurdas sirias presentes allí y que cuentan con el respaldo de Estados Unidos. Turquía considera a estas fuerzas, en particular a las YPG, como una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Estados Unidos y Turquía no han acordado quién controlara esta zona tampón, la extensión que tendrá y si las YPG tendrá que retirarse por completo de la misma, si bien si han pactado la creación de un centro de operaciones conjunto para supervisarla, el cual ya está operativo y se encuentra en Akcakale, en la provincia turca de Sanliurfa (sureste).

Este lunes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que su país está dispuesto a enviar tropas terrestres al norte de Siria "muy pronto" para mantener la seguridad de sus fronteras.

Entretanto, los rebeldes sirios en el noroeste han lanzado este martes un contraataque para detener los avances de las fuerzas gubernamentales en la provincia de Idlib, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Las fuerzas leales a Bashar al Assad han estado ganando terreno en el sur de Idlib y el norte de la provincia de Hama en la última semana.

El ataque ha estado encabezado por el grupo yihadista Hurras al Din y otra facción llamada Ansar al Din, según el director del Observatorio, Rami Abdelrahman.

Como resultado, han estallado fuertes enfrentamientos al este de Jan Sheijún, la principal localidad en el sur de Idlib y controlada por el Gobierno desde hace una semana. Al menos 23 miembros de las fuerzas sirias y sus aliados han muerto así como 20 rebeldes, ha precisado Abdelrahman.