26 de febrero de 2020

Siria.- Ministros de la UE piden un alto el fuego en Idlib y denuncian "violaciones masivas del Derecho Humanitario"

Reclaman a Siria y sus aliados que opten por una solución política y que Rusia no bloquee en la ONU la ayuda humanitaria

Siria.- Ministros de la UE piden un alto el fuego en Idlib y denuncian "violaciones masivas del Derecho Humanitario"
Siria.- Ministros de la UE piden un alto el fuego en Idlib y denuncian "violacio - TWITTER MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 14 ministros de Exteriores de la UE, entre ellos la española Arancha González Laya, han firmado un artículo en el que piden al régimen sirio y a sus aliados que pongan fin a los ataques en Idlib y el noroeste de Siria y avisan de que combatir el terrorismo no puede justificar las "violaciones masivas del derecho humanitario" que se están produciendo.

Los ministros advierten de que en Idlib se está produciendo "un nuevo desastre humanitario, uno de los peores de la crisis siria" mientras el régimen trata de "reconquistar militarmente el país a cualquier precio, sin consideración hacia las consecuencias para los civiles sirios", porque cerca de un millón de sirios han huido en apenas unas semanas.

Por eso, en una tribuna publicada en la edición digital de 'El País', reclaman al régimen y sus aliados que vuelvan al alto el fuego de otoño de 2018. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, afirmó este martes que detener la ofensiva sería "capitular ante los terroristas".

Los ministros europeos dicen tener "absolutamente claro que existen grupos radicales en Idlib" y que no se toman a la ligera el terrorismo, como demuestran estando "en primera línea contra DAESH". "Pero combatir al terrorismo no debe justificar violaciones masivas del derecho humanitario, como las que contemplamos cada día en la región noroccidental de Siria", subrayan.

En concreto, detallan que "los ataques se dirigen deliberadamente" contra hospitales y centros sanitarios, 79 de los cuales se han visto obligados a cerrar, escuelas y refugios; y desde el 1 de enero ha habido un total de 298 víctimas mortales civiles en Idlib, según los datos de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH).

Por eso, piden que "cesen inmediatamente las hostilidades" y asuman las obligaciones que impone el derecho humanitario internacional, incluyendo la protección de los trabajadores humanitarios y el personal sanitario.

A Rusia, principal aliado de Bashar al Assad, los europeos le piden que continúe sus negociaciones con Turquía para "rebajar la gravedad de la desesperada situación de Idlib y contribuya a alcanzar una solución política".

También que no bloquee en los próximos meses el Consejo de Seguridad de la ONU para impedir que se renueve el mecanismo que permitiría transportar hasta "la ayuda humanitaria internacional que allí necesitan desesperadamente".

CONTRA LA IMPUNIDAD DE LOS CRÍMENES

El texto, que lleva el título "Contra la impunidad de los crímenes cometidos en Siria", deja claro que los europeos también lucharán "contra la impunidad en los crímenes cometidos en Siria", como "cuestión de principios y de justicia" y como condición necesaria para la paz. Es necesario esclarecer responsabilidades, afirman, y averiguar qué ha sido de los detenidos y desaparecidos.

"Tenemos la intención de seguir respaldando los mecanismos contra la impunidad establecidos por Naciones Unidas, que están reuniendo pruebas que serán esenciales en la preparación de futuras causas contra aquellos que sean responsables de los crímenes más graves: la Comisión de Investigación sobre la República Árabe de Siria y el Mecanismo Internacional, Independiente e Imparcial", detallan.

Además, seguirán trabajando para presentar casos ante el Tribunal Penal Internacional y actuarán en el marco de sus respectivos ordenamientos jurídicos para perseguir los crímenes, "incluido el uso de armas químicas, violando las más elementales normas del Derecho Internacional".

AVISAN AL RÉGIMEN DE QUE "LA RECONQUISTA ES UNA ILUSIÓN"

Por último, los ministros insisten en que el conflicto solo podrá tener una solución "duradera" si es negociada políticamente y que, sin embargo, "el régimen, centrado en su estrategia militar, intenta socavar cualquier tipo de proceso político inclusivo, bloqueando para ello todas las negociaciones constitucionales previstas en Ginebra bajo los auspicios del Enviado Especial de Naciones Unidas, Geir Pedersen".

"La reconquista actual es una ilusión, y las mismas causas tendrán los mismos efectos: radicalización, inestabilidad en Siria y en la región, y exilio", recalcan los responsables occidentales, y todo ello en un país en el que más de la mitad de la población es refugiada o desplazada.

El texto también reconoce los "enormes esfuerzos" de los países vecinos para acoger a los ciudadanos sirios que han tenido que dejar sus hogares, y admite que los europeos también cargan con su responsabilidad". En este punto, se comprometen a mantener y ampliar su apoyo humanitario por la crisis en Idlib.

La UE sigue presionando al régimen para que se involucre realmente en el proceso político y el 17 de febrero adoptó nuevas sanciones individuales contra empresarios sirios "que colaboraban en los esfuerzos de guerra del régimen y se beneficiaban de su impacto".

El artículo lleva la firma de los ministros de Asuntos Exteriores de España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Bélgica, Países Bajos, Estonia, Polonia, Lituania, Suecia, Dinamarca, Finlandia e Irlanda.