28 de octubre de 2019

Siria.- La ONU pide un alto el fuego en Siria para favorecer el trabajo del comité constitucional en Ginebra

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, ha confirmado este lunes que los delegados del comité constitucional han empezado a llegar a Ginebra para el inicio el miércoles de las reuniones y ha pedido un alto el fuego a nivel nacional para favorecer el proceso.

"Los 150 miembros del comité constitucional están llegando a Ginebra", ha dicho en rueda de prensa, antes de recalcar que estos trabajos en torno a la Carta Magna del país árabe estarán "liderados por sirios y serán propiedad de los sirios".

Así, ha destacado que el pacto para la formación del comité "es el primer acuerdo político entre el Gobierno y la oposición" desde el inicio del conflicto en 2011 y ha resaltado que "supone una clara aceptación del otro como un interlocutor en el proceso político perfilado en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU".

"Compromete a Gobierno, oposición y sus nominados, a sentarse cara a cara a dialogar y negociar y crea un espacio para las voces de la sociedad civil", ha señalado Pedersen, quien ha hecho hincapié en que "podría abrir la puerta a un proceso político más amplio".

"El comité constitucional no puede resolver ni resolverá el conflicto por sí mismo", ha manifestado, al tiempo que ha incidido en que "es un paso en la buena dirección, un paso en un difícil camino para salir de este conflicto".

En este sentido, ha recalcado que "es necesario ver progresos significativos sobre el terreno" y ha pedido que se respeten los alto el fuego en la provincia de Idlib (noroeste) y en la zona norte del país, tras la ofensiva turca contra las fuerzas kurdas.

"Pedimos firmemente que se respeten los alto el fuego y que se aplique un alto el fuego en todo el país", ha resaltado. "Creemos que los combates existentes son otra prueba de la importancia de lograr un proceso político serio que pueda ayudar a resolver los problemas en todo Siria, incluido el noreste y, obviamente, también en Idlib", ha valorado.

Pedersen ha insistido por ello en que las reuniones del comité constitucional "tienen que estar acompañadas por otros pasos concretos y medidas de confianza entre los sirios y entre Siria y la comunidad internacional".

Concretamente, ha indicado que un asunto "clave" es el de los "decenas de miles" de detenidos, secuestrados y desaparecidos en el marco del conflicto.

"He pedido la liberación temprana de mujeres y niños. Esto sería una señal potente de cara a un nuevo comienzo para Siria", ha desvelado, antes de resaltar que ello sería "un signo de esperanza para el sufridor pueblo sirio".

LOS TRABAJOS DEL COMITÉ

Por otra parte, ha recalcado que "el trabajo del comité constitucional estará enmarcado en principios clave, incluido el respeto de la Carta de la ONU, las resoluciones relevantes, así como la soberanía, unidad, independencia e integridad territorial de Siria".

De esta forma, ha destacado que "incluye el objetivo de unas elecciones observadas por la ONU, basadas en una nueva Constitución" y ha recordado que la Carta Magna deberá ser posteriormente aprobada en referéndum.

Así, ha dicho que esta votación será "una contribución" a la resolución del conflicto y ha argüido que el objetivo del proceso es "satisfacer las aspiraciones del pueblo sirio".

Pedersen ha recordado además que entre los objetivos de la ONU figuraba que el 30 por ciento de los 150 miembros del comité constitucional y los 45 del comité que posteriormente redactará el texto fueran mujeres. "Estamos muy cerca de lograrlo", ha dicho.

El comité está integrado por 50 delegados del Gobierno, 50 de la oposición y 50 elegidos por la ONU, mientras que el comité de redacción estará formado por 15 delegados gubernamentales, 15 opositores y 15 nombrados por el organismo internacional.

El enviado de la ONU ha detallado que el diálogo arrancará "formalmente" el miércoles a las 12.00 horas con una serie de discurso, tras lo que se iniciarán las reuniones.

"Las decisiones se adoptarán por consenso y, si no es posible, por una mayoría del 75 por ciento", ha explicado, antes de indicar que esto tiene como objetivo impedir que cualquiera de las partes bloquee las negociaciones.

NO HAY UN CALENDARIO

En otro orden de cosas, Pedersen ha dicho que no se ha fijado un calendario ni unos plazos para lograr los objetivos. "Las partes han pactado trabajar de forma rápida y continuada", ha destacado, antes de recalcar que "es imposible decir cuánto tiempo llevará completarlo".

"Si se lleva a cabo con intenciones serias, soy optimista sobre la posibilidad de ver resultados tangibles en un futuro próximo", ha revelado. "Tenemos a todos los actores clave apoyando este paso", ha añadido.

Así, ha confirmado que durante la jornada de este martes se reunirá con los ministros de Exteriores de Turquía, Irán y Rusia, quienes conforman el grupo de países garantes del proceso de Astaná, que transcurre en paralelo a las negociaciones en Ginebra.

Pedersen ha resaltado que se ha decidido no fijar un plazo concreto debido a que "experiencias pasadas" han demostrado la ineficacia de estas medidas y han llevado a situaciones en los que estos periodos no eran respetados por las partes negociadoras.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, anunció en septiembre el acuerdo entre el Gobierno de Siria y la oposición para formar un comité constitucional "creíble, equilibrado e inclusivo" que "será facilitado" por la ONU en Ginebra.

Guterres resaltó que "cree firmemente" que "el lanzamiento de un comité constitucional liderado y propiedad de los sirios puede y debe ser el inicio de un camino político para salir de la tragedia y avanzar hacia una solución en línea con la resolución 2254".