6 de marzo de 2020

Siria.- La UE anuncia una conferencia en Bruselas entre el 29 y el 30 de junio en apoyo a Siria y la región

Siria.- La UE anuncia una conferencia en Bruselas entre el 29 y el 30 de junio en apoyo a Siria y la región
Siria.- La UE anuncia una conferencia en Bruselas entre el 29 y el 30 de junio e - CHR.DOGAS/EUROPEAN COUNCIL/DPA

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, ha anunciado este viernes que entre el 29 y el 30 de junio se celebrará una conferencia en Bruselas en Apoyo al Futuro de Siria y la Región, que será la cuarta de este tipo desde el estallido del conflicto en el país en 2011.

"Quiero anunciar que hemos acordado convocar una conferencia en Bruselas en apoyo al futuro de Siria y la región (...) el 29 y el 30 de junio", ha dicho, antes de agregar que en misma participará "gran parte de la comunidad internacional para respaldar los esfuerzos de Naciones Unidas en favor de una solución política a la crisis siria".

Así, ha destacado que "será además una oportunidad para los donantes para que comprometan más financiación humanitaria y al desarrollo a Siria y la región", ha manifestado Borrell, quien ha apuntado que "la preocupación inmediata es trabajar a favor de un alto el fuego duradero en el país".

En este sentido, ha hecho hincapié en la importancia de "trabajar con todos los actores relevantes para una solución política exhaustiva y abordar las necesidades humanitarias del pueblo sirio". "La conferencia de Bruselas es una herramienta efectiva para que la UE apoye los esfuerzos políticos y humanitarios de la ONU", ha agregado.

Borrell ha destacado que "un millón de personas necesitan beber, comer y dormir cada día", en referencia a la cifra de nuevos desplazados en la provincia de Idlib (noroeste) a causa de la ofensiva militar del Ejército sirio y los enfrentamientos con grupos armados y las fuerzas turcas.

"No hay nada allí, salvo lo que puede ser llevado por los trabajadores humanitarios. No pueden imaginarse las dificultades logísticas para llevar comida, medicina y alojamiento a un millón de personas en mitad de las montañas, en mitad del invierno, en mitad de una guerra", ha destacado.

En el marco de la conferencia se celebrarán una serie de diálogos con actores sirios y de la sociedad civil para discutir las necesidades de las personas atrapadas por el conflicto y garantizar la entrega de ayuda. "Esto incluye a las mujeres sirias, que tienen un papel vital en el proceso político y que deben participar totalmente en el mismo", ha remachado en un comunicado el departamento que lidera Borrell.

"TOTAL SOLIDARIDAD" CON GRECIA, BULGARIA Y CHIPRE

Por otra parte, el Consejo de Asuntos Exteriores ha adoptado un comunicado sobre la crisis en Idlib y la situación en las fronteras externas del bloque con Turquía, en el que reconoce el incremento de la carga migratoria y los riesgos que asume Ankara por la situación en la provincia siria.

Sin embargo, el organismo ha "rechazado firmemente" el uso por parte de las autoridades turcas de la "presión migratoria" para "propósitos políticos", al tiempo que ha reiterado que la UE y sus estados miembro "siguen decididos a proteger de forma efectiva las fronteras externas de la UE, respetando las leyes de la UE y el Derecho Internacional".

"En este contexto, el Consejo reitera la total solidaridad de la UE con Grecia, que hace frente a una situación sin precedentes, así como con Bulgaria, Chipre y otros estados miembro en sus esfuerzos para gestionar las fronteras externas de la UE", ha señalado en su comunicado.

En lo relativo a Idlib, el Consejo de Asuntos Exteriores ha lamentado que la ofensiva del Gobierno sirio y sus aliados, incluido Rusia, "está creando un sufrimiento humano inenarrable y ha provocado la peor crisis humanitaria desde el inicio del conflicto sirio".

Por ello, ha pedido una reducción de los combates "para evitar caer en una confrontación militar internacional y evitar un mayor sufrimiento" de la población civil, al tiempo que ha destacado el acuerdo alcanzado el jueves entre los gobiernos de Rusia y Turquía para un alto el fuego en la zona.

El organismo ha manifestado "en los términos más firmes posible" que es necesario que las partes respeten el alto el fuego "para garantizar la protección de los civiles sobre el terreno y desde el aire" y "permitan un acceso sin restricciones de la ayuda humanitaria entregada por la comunidad internacional".