22 de noviembre de 2019

Siria.- UNICEF denuncia más de cinco millones de niños sirios necesitados de ayuda en medio de una "crisis asombrosa"

Siria.- UNICEF denuncia más de cinco millones de niños sirios necesitados de ayuda en medio de una "crisis asombrosa"
Siria.- UNICEF denuncia más de cinco millones de niños sirios necesitados de ayu - OCHA SIRIA - ARCHIVO

Entre enero y finales de septiembre han muerto en Siria un total aproximado de 657 niños

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado que ya son más de cinco millones los niños sirios necesitados de ayuda por la "crisis asombrosa" que se vive en el país por la guerra civil, donde este año se han registrado casi 1.800 violaciones de los derechos de los niños en forma de asesinatos, heridas y reclutamiento forzado.

"Entre ellos se encuentran además", ha recordado el representante de UNICEF para Siria, Fran Equiza, "2,6 millones de niños desplazados internos por una crisis asombrosa en escala, gravedad y complejidad".

En rueda de prensa desde Ginebra, Equiza confirma la verificación de 1.792 violaciones graves de los derechos de los niños, entre asesinatos, heridas, secuestros, reclutamientos forzados y ataques contra escuelas e instalaciones médicas".

Para el representante de UNICEF, "estas cifras muestran que los niños en Siria continúan expuestos al mismo nivel de riesgo que en 2018. Ese año, 1.106 niños fueron asesinados en combates, el mayor número de niños asesinados en un solo año desde el comienzo de la guerra, y que este año no pinta mejor para ellos".

UNICEF constata que el asesinato y la mutilación destacan como las violaciones más habituales. Entre enero y finales de septiembre han muerto en Siria un total aproximado de 657 niños. Otros 324 han resultado heridos.

Por regiones, el fondo de la ONU ha informado de que en el noreste de Siria, alrededor de 74.000 personas, incluidos aproximadamente 31.000 niños, permanecen desplazadas, y más de 15.000 personas han huido a la vecina Irak.

La reciente ola de desplazamiento se suma a las más de 91.000 personas que residen en campamentos, y más del 90 por ciento de los desplazados internos son mujeres y niños.

El noreste de Siria es el hogar de algunos de los niños más vulnerables del país. Uno de cada cinco niños tiene retraso en el crecimiento en las provincias de Deir ez Zor y Hasaka, mientras que el promedio nacional es uno de cada ocho.

Al menos 250 niños, algunos de apenas nueve años, están detenidos, aunque es probable que los números reales sean mucho más altos.

En Idlib y el noroeste de Siria, la intensificación de las hostilidades ha causado un gran número de víctimas civiles. Según los informes, 19 niños han muerto en los últimos 17 días, sin incluir a víctimas del bombardeo cerca de un campamento de desplazados internos en la frontera turca que causó daños a un hospital de maternidad cercano.

La ONU también ha informado de que cuatro instalaciones de salud separadas han sufrido daños en ataques efectuados a principios de noviembre, incluido un hospital para mujeres y niños y un hospital quirúrgico en el sur de Idlib. Ambos han acabado inoperativos.

Se da la circunstancia de que es en las zonas donde han disminuido las hostilidades en las que el impacto de la prolongación de la crisis se vuelve aún más evidente. La falta de servicios, el daño a las escuelas y la ausencia de infraestructura se han convertido "en un obstáculo casi insuperable para los niños y sus familias en estas áreas".

No obstante y para los niños, concluye UNICEF, "las necesidades van más allá de la rehabilitación de la infraestructura física".

"Después de años de presenciar los horrores del conflicto, los niños de Siria necesitan escuelas y comunidades donde no solo aprendan sino que también se curen de sus heridas, físicas y psicológicas; y se conviertan en participantes activos en la reestructuración del tejido social y la recuperación de una cultura de tolerancia y diversidad", explica UNICEF.