6 de febrero de 2019

Estos son los retos a los que se enfrentará Nayib Bukele, el próximo presidente de El Salvador

Estos son los retos a los que se enfrentará Nayib Bukele, el próximo presidente de El Salvador
REUTERS / JOSE CABEZAS

SAN SALVADOR, 6 Feb. (Notimérica) -

Nayib Bukele, exalcalde de San Salvador, se acerca a la Presidencia de El Salvador, uno de los países iberoamericanos con mayores conflictos internos, tras ganar la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 3 de febrero con el 53,83 por ciento de los votos.

Con su victoria frente a Carlos Calleja, de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), quien obtuvo un 31,59 por ciento de los votos, Con su victoria, Bukele pondrá fin a tres décadas de bipartidismo en las que el izquierdista Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) y el conservador ARENA se han alternado en el poder.

A pesar de la contundencia de la victoria de Bukele, analistas advierten que este deberá buscar acuerdos con la oposición de derecha, que controla el Congreso.

"Para gobernar y gestionar recursos, necesitará concertar con una asamblea (legislativa) de oposición", destacó el analista y profesor universitario Carlos Carcach, en declaraciones para 'Prensa Libre'.

El nuevo mandatario tendrá que gobernar en alianza con la oposición al menos hasta 2021, cuando se efectúen las próximas elecciones legislativas.

INSEGURIDAD

El nuevo presidente deberá atender el ya viejo y extendido problema de las violentas pandillas, que extorsionan a la población y fueron responsables de la mayoría de los 3.340 homicidios cometidos en 2018 en El Salvador, un país con una tasa de 51 muertes por cada cien mil habitantes.

En el pasado, gobiernos de derecha apostaron por la represión o negociaron en secreto con las pandillas. Por su parte, la izquierda en tanto, con Funes (2009-2014) alentó una tregua entre las dos principales pandillas que redujo temporalmente los homicidios. Cada año miles de salvadoreños emigran por la violencia y la falta de empleo.

ESTANCAMIENTO ECONÓMICO

Por otro lado, Bukele deberá pensar que medidas tomar para elevar el lento crecimiento de una economía dolarizada que en los últimos cinco años no consiguió llegar al 3% de crecimiento anual.

"La debilidad de la economía salvadoreña está asociada a las reformas que se implementaron después de la guerra (1980-1992); reformas cuyo centro fue la liberalización", destacó en un editorial la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).

Del mismo modo, la UCA señaló que los gobiernos de derecha implantaron una reforma fiscal que redujo el impuesto a la renta y creó el impuesto al valor agregado (13,5%), vendieron los bancos estatales, privatizaron empresas y dolarizaron la economía para "acelerar el crecimiento vía libre mercado".

Contador

Lo más leído en Política