5 de agosto de 2009

Sospechosos actividades terroristas EEUU hablaron de "jihad":FBI

Por Gene Cherry

RALEIGH, EEUU (Reuters/EP) - Fiscales federales reprodujeron el martes en una corte grabaciones realizadas por el FBI como evidencia de que siete sospechosos de actividades terroristas de Carolina del Norte hablaron de librar una "jihad" como parte de una conspiración para conducir ataques en el extranjero.

Fiscales en la audiencia de detención en Raleigh usaron las grabaciones para argumentar que Daniel Patrick Boyd, sus dos hijos y otros cuatro hombres, quienes están acusados de conspirar para llevar a cabo ataques en el extranjero, deberían permanecer bajo custodia.

Un octavo sospechoso en el caso no se encuentra en Estados Unidos.

El juez William Webb aplazó la audiencia hasta el miércoles, cuando deberá decidir si los sospechosos permanecerán detenidos.

Los siete acusados, que se presentaron en la corte usando uniformes anaranjados de prisión, fueron arrestados el mes pasado por cargos de conspiración para proveer apoyo material a terroristas y conspiración para asesinar, secuestrar, mutilar y herir personas en el extranjero.

Boyd y otros acusados también enfrentan cargos adicionales por posesión de armas.

"Existe el riesgo de que puedan huir. Tienen asociados y lazos en el extranjero", declaró el agente del FBI Michael Sutton.

Los siete podrían ser condenados a cadena perpetua si son hallados culpables. Familiares y partidarios han insistido que son inocentes. Funcionarios estadounidenses creen que el octavo sospechoso se encuentra en Pakistán.

En las distorsionadas grabaciones del FBI reproducidas en la corte, los fiscales indicaron que Boyd -que dicen se entrenó en campamentos terroristas en Pakistán y Afganistán desde 1989 a 1992- podía ser escuchado proponiendo y discutiendo "librar una violenta jihad".

"Alá sabe que amo la jihad", dijo una voz en una de las cintas, que de acuerdo a los fiscales pertenecería a Boyd.

Sutton también dijo a la corte que los acusados se habían involucrado en "entrenamiento militar" con armas en Carolina del Norte.

Las acusaciones sostienen que Boyd y otros viajaron a Gaza, Israel, Jordania, Pakistán y Kosovo para planear o llevar a cabo ataques.