26 de noviembre de 2019

Sudán.- Una coalición de grupos rebeldes recalca que la entrega de Al Bashir al TPI es "innegociable"

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Frente Revolucionario de Sudán (SRF) --una coalición de grupos rebeldes presentes en varias zonas en conflicto-- ha recalcado este martes que la entrega del expresidente Omar Hasán al Bashir al Tribunal Penal Internacional (TPI) es una exigencia "innegociable".

"Estamos a favor de la pronta entrega de Al Bashir al TPI y esta es una 'línea roja' para nosotros que no es negociable", ha dicho el portavoz del RSF, Osama Saif, en declaraciones al portal local de noticias Sudan Tribune.

El gobierno de transición en Sudán y el SRF están en conversaciones para intentar alcanzar un acuerdo de paz. La semana pasada pactaron aplazar tres semanas sus contactos y retomarlos el 10 de diciembre.

Las nuevas autoridades sudanesas han hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Las palabras de Saif han llegado días después de que el presidente del Consejo Soberano, Abdelfatá al Burhan, se mostrara contrario a la entrega del expresidente y defendiera que los tribunales del país están capacitados para juzgarle.

En respuesta, la opositora Asociación de Profesionales de Sudán (SPA) recalcó que "se ha de tener en cuenta el deseo de las víctimas de ver a Al Bashir entregado a la justicia internacional".

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, se mostró a principios de mes abierto a la posibilidad de entregar al expresidente al TPI, después de una histórica visita a campamentos de desplazados en la región de Darfur.

"Debemos lograr lo que satisface a las víctimas y les hace tener un sentido de justicia", señaló Hamdok, quien fue recibido por desplazados que portaban pancartas reclamando la entrega del expresidente al tribunal internacional.

En este sentido, la principal coalición opositora de Sudán, las Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC), anunció recientemente que está a favor de entregar a Al Bashir al TPI.

La junta militar que ascendió al poder tras el golpe de Estado militar de abril contra Al Bashir se ha negado a entregarle al TPI y ha sostenido que la decisión será adoptada por el Gobierno que surja de las urnas dentro de tres años, una vez se complete el proceso de transición.

Sobre Al Bashir pesan dos órdenes de arresto del TPI por genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra por los presuntos abusos cometidos bajo su mando en la región de Darfur.

El Ejército sudanés derrocó a Al Bashir después de 16 semanas de protestas que pusieron fin a tres décadas de régimen. El expresidente será juzgado inicialmente por posesión de divisa extranjera, corrupción y recepción ilegal de regalos, si bien el 13 de mayo también fue imputado por la muerte de manifestantes.