20 de febrero de 2020

Sudán y Sudán del Sur acuerdan desplegar puestos de control en Abyei ante la violencia comunitaria

Sudán y Sudán del Sur acuerdan desplegar puestos de control en Abyei ante la violencia comunitaria
Sudán/Sudán del Sur.- Jartum y Yuba acuerdan desplegar puestos de control en Aby - NACIONES UNIDAS - ARCHIVO

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán y Sudán del Sur han firmado un protocolo para el despliegue de puestos de seguridad en la región de Abyei, en disputa entre ambos países, a raíz de los recientes enfrentamientos intercomunitarios enn la zona.

El acuerdo ha sido firmado por los jefes del Estado Mayor de Sudán y Sudán del Sur, Mohamed Osman al Hussein y Gabriel Jok Riak, respectivamente, en presencia de integrantes de la Fuerza Provisional de Seguridad de Naciones Unidas para Abyei (UNISFA).

La UNISFA desveló en un informe entregado el 10 de diciembre al Consejo de Seguridad de la ONU que había abordado con Jartum y Yuba el despliegue de puestos de control para supervisar el flujo de armas y municiones.

"El principal objetivo del mecanismo es preservar la paz y la estabilidad en los dos países y garantizar la seguridad en Abyei", ha resaltado Al Hussein, tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

En la región habitan nómadas árabes misseriya, principalmente en la zona norte, y la comunidad dgok dinka, sobre todo en la zona sur. Abyei se encuentra bajo la administración de la UNISFA hasta que se resuelva la disputa entre Sudán y Sudán del Sur.

En enero murieron más de 30 personas en una serie de enfrentamientos entre ambas comunidades, desencadenados por el asesinato de tres personas por ndok dinka en la localidad de Noong, cerca de la capital de Abyei.

La represalia de los misseriya desembocó en una matanza en la localidad de Kolom en la que murieron, según el último balance de las autoridades, 32 personas, entre ellas nueve niños, y otras 24 resultaron heridas.

El estatus de Abyei quedó en suspenso cuando Sudán del Sur declaró su independencia en el año 2011 y sigue siendo uno de los principales focos de conflicto entre ambos países por su importancia geoestratégica y sus reservas energéticas.