3 de enero de 2020

Sudán del Sur.- EEUU, Reino Unido y Noruega piden al gobierno de transición de Sudán del Sur "una paz duradera"

Sudán del Sur.- EEUU, Reino Unido y Noruega piden al gobierno de transición de Sudán del Sur "una paz duradera"
Sudán del Sur.- EEUU, Reino Unido y Noruega piden al gobierno de transición de S - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - ARCHIVO

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos, Reino Unido y Noruega han pedido este jueves al gobierno de transición de Sudán del Sur que logre "una paz duradera" en el país cuando se cumplen 50 días del aplazamiento de 100 que los líderes sursudaneses acordaron para la formación de un gobierno de unidad.

El acuerdo de paz firmado en septiembre de 2018 entre el Gobierno y los principales grupos rebeldes contemplaba la formación de un gobierno de unidad para mayo de este año que llevara al país a la celebración de elecciones en un plazo de tres años.

Sin embargo, retrasos en la unificación de fuerzas, entre otros aspectos, forzaron una prórroga hasta el 12 de noviembre, si bien el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde Riek Machar acordaron el pasado 7 de noviembre aplazar 100 días más la formación del gobierno de unidad con el fin de resolver las cuestiones pendientes.

"Con menos de seis semanas restantes para cumplir con el plazo extendido para formar un gobierno de unidad, los líderes de Sudán del Sur tienen el claro deber de cumplir con sus ciudadanos", han indicado en este contexto Estados Unidos, Reino Unido y Noruega en un comunicado conjunto.

"Llamamos a todas las partes a que cumplan con sus compromisos de lograr una paz duradera", ha agregado el comunicado, que ha insistido en la necesidad de "poner fin a la dependencia de la fuerza militar y crear un espacio político" que incluya "una amplia gama de voces" como aspectos "esenciales" para construir la paz.

El conflicto en Sudán del Sur ha provocado una grave crisis humanitaria. Más de 2,3 millones de sursudaneses han buscado refugio en los países de la región, mientras que otros 1,9 millones están desplazados dentro del país. Además, casi siete millones de personas tienen problemas para garantizar su alimentación.