26 de noviembre de 2019

Sudán del Sur.- Sudán del Sur pide a EEUU que "reconsidere" su decisión de llamar a consultas a su embajador

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán del Sur ha pedido este martes a Estados Unidos que "reconsidere" su decisión de llamar a consultas a su embajador en Yuba y reevaluar su relación con el país africano, que está tratando de salir de un conflicto que arrancó hace casi seis años.

El Departamento de Estado justificó la medida por "el reciente fracaso" por parte del Gobierno y de los grupos armados firmantes del acuerdo de paz de septiembre de 2018 de formar el gobierno de unidad el 12 de noviembre como estaba previsto.

"Pedimos a Estados Unidos que reconsidere la retirada", ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores sursudanés, Mawien Makol, en declaraciones concedidas a la emisora local Eye Radio.

"Es un asunto suyo. Es cierto que han alcanzado esa decisión, pero pedimos que la reconsideren e intenten apoyar al país", ha señalado, un día después de la decisión adoptada por Washington.

En este sentido, el Ministerio de Exteriores ha publicado un comunicado en el que ha dicho "lamentar" la decisión y ha vuelto a criticar la postura "contradictoria" de Estados Unidos en lo relativo a la formación del Gobierno de unidad en Sudán del Sur.

"El presidente, Salva Kiir, ha mostrado de forma consistente su compromiso con la formación del Gobierno de transición el 12 de noviembre de 2019. El presidente nuca pidió una extensión del periodo de transición", ha recordado.

Así, ha subrayado que "la petición inicial para una extensión fue hecha por (el principal líder rebelde) Riek Machar (...)a través de la cual amenazó con una vuelta a la guerra".

El Ministerio ha apuntado que, a raíz de ello, se celebró una cumbre en Kampala en la que se acordó una prórroga de cien días y ha indicado que "es una medida de compromiso para evitar volver a conflicto y mantener la paz en el país.

"El Gobierno de Sudán del Sur está comprometido con la aplicación del acuerdo de paz en su letra y espíritu (...) y a trabajar con los socios de paz en el proceso de lograr una paz duradera en Sudán del Sur", ha argüido.

Por último, ha dicho que "es desafortunado" que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, "ponga en duda la capacidad del jefe de Estado, un acto lamentable y que ignora totalmente las normas sobre la práctica diplomática".

EL NUEVO APLAZAMIENTO

El acuerdo de paz firmado en septiembre de 2018 entre el Gobierno y los principales grupos rebeldes contemplaba la formación de un gobierno de unidad para mayo de este año que llevara al país a la celebración de elecciones en un plazo de tres años.

Sin embargo, retrasos en la unificación de fuerzas, entre otros aspectos, forzaron una prórroga hasta el 12 de noviembre, si bien Kiir y Machar acordaron el pasado 7 de noviembre en Uganda aplazar por 100 días la formación del gobierno de unidad con el fin de resolver las cuestiones pendientes.

Días después, Pompeo ya había lanzado un mensaje de advertencia a ambos y había dicho que Washington barajaba reevaluar su relación con el que es el país más joven del mundo. "La incapacidad del presidente Salva Kiir y de Riek Machar de formar un gobierno de unidad en Sudán del Sur para el 12 de noviembre pone en cuestión su idoneidad para seguir liderando el país", dijo en un mensaje en Twitter.

A su vez, el Gobierno de Sudán del Sur acusó a Estados Unidos de mantener una postura contradictoria. El portavoz del Ejecutivo sursudanés, Michael Makuei Lueth, recordó que cuando Kiir propuso sacar adelante el acuerdo sin Machar, que se negaba a unirse por los asuntos aún pendientes, "dijeron que no reconocerían el gobierno si no incluía a Machar".

"Así, fuimos a negociar sobre si extender o no extender (el periodo para formar Gobierno) y nos vimos obligados por las circunstancias a aceptar la extensión para que Machar esté incluido", explicó el portavoz.

"Ahora vuelven y dicen: 'Esto no es aceptable, ¿por qué una nueva extensión?'", afirmó. "¿A qué se debe este doble rasero?", se preguntó el también ministro de Información sursudanés.