El Supremo de México declara inconstitucional la Ley de Seguridad Interior que permitía al Ejército patrullar las calles

El Supremo de México declara inconstitucional la Ley de Seguridad Interior que permitía al Ejército patrullar las calles
15 de noviembre de 2018 STRINGER MEXICO / REUTERS - ARCHIVO

   MADRID, 15 Nov. (EP/Notimérica) -

   El Tribunal Supremo de México ha declarado inconstitucional este jueves la Ley de Seguridad Interior, que ampliaba las competencias del Ejército y le permitía patrullar las calles del país, al considerar que el Congreso violó el proceso durante su aprobación.

   El presidente del organismo, Luis María Aguilar, ha resaltado que el Congreso no consideró el impacto de esta norma sobre las comunidades indígenas ni diferenció la seguridad nacional de la seguridad pública.

   Así, ha reclamado que se presente una nueva ley que dé certeza jurídica, según ha informado el diario local 'La Jornada'. La ley ha sido rechazada con los votos a favor de nueve de los once integrantes del Supremo.

   La ley fue promulgada en diciembre de 2017 por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en medio de las críticas de la oposición, que denunció que la medida constituye una reforma inconstitucional, que no respeta los Derechos Humanos y que no cumple los estándares de las organizaciones internacionales.

   A finales del año 2006, el entonces presidente, Felipe Calderón, desplegó decenas de miles de militares en algunos de los puntos más violentos del país para combatir los cárteles de la droga. Sin embargo, en lugar de contenerse, muchos grupos terminaron fragmentados o incurriendo en otros delitos.

   El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso durante su campaña retirar al Ejército de las calles, promover una ley de amnistía para criminales de perfil bajo y despenalizar diversas drogas.

   Sin embargo, un equipo de López Obrador presentó el miércoles su plan de seguridad y aseguró que "no hay forma" de retirar a las Fuerzas Armadas del combate contra la delincuencia organizada, por lo que se creará una Guardia Nacional --Policía Militar- hacerse cargo de ello.

   El nuevo cuerpo estará integrado por 50.000 elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias 'Reuters'. La propuesta ha recibido críticas por parte de la oposición y diversas organizaciones de Derechos Humanos.

   "Coincidimos plenamente en la necesidad de garantizar la seguridad y tranquilidad del país, pero consideramos que la propuesta de López Obrador abandona completamente la vía civil y opta por una propuesta militar", ha dicho Marko Cortés, presidente del Partido Acción Nacional (PAN).

   Mario Delgado, líder del partido de López Obrador en la Cámara Baja, ha señalado que la próxima semana presentarán una iniciativa para reformar la Constitución y permitir que elementos de las Fuerzas Armadas adscritos a la futura Guardia Nacional puedan patrullar las calles, prevenir delitos y detener personas.

Contador