20 de febrero de 2020

Taiwán.- Foxconn admite que el coronavirus lastrará sus resultados

TAIPÉI, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Hon Hai Precision Industry, matriz de Foxconn Technology Group, la compañía taiwanesa responsable del ensamblaje de la mayor parte de los iPhone que se venden en todo el mundo, ha advertido de que la epidemia de coronavirus tendrá "efectos negativos" en sus resultados, sumándose así a la alerta lanzada esta semana por Apple.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Taiwán, Foxconn ha indicado que, "de acuerdo con los reguladores y dando la máxima prioridad a la seguridad de los trabajadores, la reapertura de las principales fábricas en China se llevará a cabo de forma prudente" y ha reconocido que la situación "tendrá efectos negativos" en sus cuentas.

No obstante, el proveedor taiwanés ha subrayado que sus fábricas en el resto del mundo, incluyendo aquellas localizadas en Vietnam, India o México "siguen trabajando a pleno rendimiento".

De este modo, Foxconn ha salido al paso de las informaciones aparecidas en la prensa que apuntaban a una caída del 45% de la producción del fabricante y anticipaban que la compañía no reanudaría la producción en sus plantas de China hasta principios de marzo.

El pasado lunes, después del cierre del mercado estadounidense, el gigante tecnológico Apple anunció un recorte de sus previsiones para el segundo trimestre como consecuencia del impacto del brote de coronavirus en la producción de sus teléfonos y en la demanda de sus productos en China.

La firma de Cupertino anticipaba así que no cumplirá con las perspectivas anunciadas el pasado 28 de enero de cara al segundo trimestre del año, que contemplaban ingresos de entre 63.000 y 67.000 millones de dólares (entre 58.134 y 61.825 millones de euros).

Aunque no detalló el recorte de previsiones, Apple apuntó que sus cuentas se verán afectadas por el impacto del coronavirus en cuanto a la producción mundial de iPhone, que se verá limitada temporalmente, como a la demanda de sus productos en China.

La agencia de calificación crediticia Fitch considera que el brote de coronavirus surgido en Wuhan (China) supone un riesgo para todo el sector tecnológico de Estados Unidos, no solamente para Apple, debido a que las cadenas de suministro son muy dependientes de China y los proveedores en el país asiático todavía no están operando a máxima capacidad por las medidas cautelares para frenar el avance del virus.

En este sentido, Fitch ha pronosticado que habrá "debilidad" en los ingresos a corto plazo por las interrupciones de la cadena de suministro y la menor demanda de China, algo que se podría compensar con una mejor gestión del capital y con un incremento de los ingresos fuera del país asiático.

"Si la actividad manufacturera de China se normaliza en una o dos semanas, el efecto será transitorio, pero si la situación se extiende hasta marzo o abril, el efecto será mucho más disruptivo para el sector", ha apostillado.