13 de julio de 2016

Tensión entre los sectores políticos colombianos tras el rechazo de Uribe

Tensión entre los sectores políticos colombianos tras el rechazo de Uribe
REUTERS

BOGOTÁ, 13 Jul. (Colprensa/Notimérica) - .

La negativa del expresidente y jefe de la oposición Álvaro Uribe, para sentarse a hablar con el jefe de Estado, Juan Manuel Santos, sobre el proceso de paz con las FARC, ha creado de nuevo tensiones entre los sectores políticos que les respaldan.

El coodirector del Partido de la Unidad Nacional y senador Armando Benedetti fue el primero en cuestionar la postura del jefe de la oposición comentando que "fue una sorpresa la carta de Santos a Uribe, pero no la respuesta de éste. Hubiera sido importante que Uribe estuviera en el proceso de paz, pero si no está, no pasa absolutamente nada. El proceso de paz se ha desenvuelto sin él".

El negociador en el proceso Roy Barreras también sumó sus críticas al expresidente. "Ojalá aproveche sus vacaciones en Roma el para orar y escuchar la invitación a la reconciliación que ha hecho el Papa Francisco", declaró.

Así, las filas del Centro Democrático no tardaron en responder. El representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada, sostuvo que "en la respuesta del expresidente Uribe Vélez a la carta de Santos, podemos ver la diferencia entre un patriota y un traidor. Firmes con usted, Presidente Uribe", aseveró Prada.

De esta forma, su planteamiento empezó a ser discutido por todos los congresistas del Centro Democrático, quienes comentaron la carta de Uribe al actual presidente en la red social Twitter. Entre ellos, la senadora Paloma Valencia, que escribió "#SantosDañino tan falsa era la carta de Santos a @AlvaroUribeVel tuvo que leerla en medios. Era un show para la prensa".

Incluso señaló que el presidente Santos se "ha reído, insultado, estigmatizado, perseguido y maltratado la oposición durante años y con una carta posa de magnánimo".

El senador de la Alianza Verde Antonio Navarro sostuvo que era previsible que Uribe le diría que no a la propuesta de Santos y consideró que era perjudicial para el proceso final de paz.

Asimismo, el senador liberal Juan Manuel Galán se identificó en el mismo sentido y señaló la necesidad de que se den unos acuerdos mínimos entre ambos estadistas.