'Timochenko' reconoce un "cortocircuito" interno en la FARC

'Timochenko' reconoce un "cortocircuito" interno en la FARC
8 de octubre de 2018 REUTERS / XXSTRINGERXX XXXXX - ARCHIVO

BOGOTÁ, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder del partido político surgido de la extinta guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', ha admitido este lunes que en la transición de la lucha armada a la vida civil se ha producido un "cortocircuito" entre las bases y la cúpula de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

En una entrevista concedida a Caracol Radio, 'Timochenko' ha contado que la muerte del antiguo jefe de las FARC 'Alfonso Cano' en un operativo militar de 2011 fue lo que situó a la guerrilla a "hablar si seguir o no" con los primeros contactos para iniciar el diálogo de paz que arrancaría oficialmente un año después.

En ese momento, todos "levantaron la mano" a favor de buscar la paz. Pero desde entonces, ha lamentado, se ha producido un "cortocircuito" entre las bases y la cúpula debido a la desconfianza hacia el Gobierno colombiano, más tras la llegada de Iván Duque --crítico con el acuerdo de paz-- a la Casa de Nariño.

'Timochenko' ha confesado que en sus recientes visitas a las zonas especiales donde los ex guerrilleros se preparan para volver a la vida civil ha encontrado "incertidumbre". "La gente no tiene norte. No sabe qué va a pasar. Hay una lucha ideológica también", ha indicado.

Como ejemplo de esta desafección en algunos sectores de las FARC, ha mencionado la situación de su 'número dos', 'Iván Márquez', que renunció al escaño al Senado que ganó en las elecciones parlamentarias de marzo y que ha acusado al Gobierno de "traicionar" el acuerdo de paz.

'Iván Márquez' está en paradero desconocido desde agosto pero la semana pasada dio señales de vida con una carta enviada al Congreso. 'Timochenko' ha explicado que "en la zona donde estaba había una operación militar". "Nos vienen vigilando", ha denunciado.

También se ha referido al caso de 'Jesús Santrich', uno de los negociadores de las FARC que está detenido desde abril por narcotráfico. Estados Unidos le acusa de continuar con el negocio de la droga una vez firmado el acuerdo de paz, lo que le expulsaría de la justicia transicional para enfrentarse a la justicia ordinaria. La antigua guerrilla cree que se trata de un montaje judicial.

El Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC firmaron en 2016 un acuerdo de paz que puso fin a más de medio siglo de conflicto armado. Sin embargo, Duque, que dio el relevo a Santos en agosto, pretende modificar el acuerdo de paz en aspectos esenciales, como la justicia transicional o la participación política.