Tres policías ayudan a desviar 246 millones de pesos hacia el PRI

Tres policías ayudan a desviar 246 millones de pesos hacia el PRI
7 de septiembre de 2018 REUTERS / CARLOS JASSO

   CIUDAD DE MÉXICO, 7 Sep. (Notimérica) -

   Tres policías del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México fueron los encargados de desviar 246 millones de pesos (12.733.206 dólares) desde Chihuahua, que fueron presuntamente utilizado para las campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en cinco estados diferentes.

   Según ha publicado 'Animal Político', fue a través de una investigación de la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) cómo se conoció que cuatro compañías creadas y controladas por el expolicía José Juan Salino González habrían transferido en abril de 2016 el dinero.

   En enero de 2017 las cuatro empresas fueron denunciadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como "presuntamente fantasmas" por haber incurrido en una supuesta simulación de operaciones.

   Los policías involucrados fueron el ya mencionado Salino González, Ernesto Fernández Mora y Maximiliano Benítez Montoya, quienes trabajaban en el Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM), creado durante la administración de Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México. Y aunque fue Galindo el único creador de las empresas, los otros dos aparecen como cómplices dado que parte de los recursos desviados se destinaron a sus cuentas bancarias.

   Asimismo, una investigación del MCCI ha revelado que un exfuncionario de Chihuahua declaró a la Procuraduría General de la República (PGR) que "el dinero desviado a través de las empresas del CUSAEM fue a dar a campañas electorales por instrucción del exgobernador César Duarte y de Alejandro Gutiérrez, integrante de la dirigencia nacional del PRI".

   Por otra parte y según los datos conocidos, los 246 millones de pesos habrían sido finalmente utilizados en las campañas priistas de Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa y Durango.