5 de junio de 2007

Trinidad/EEUU.- El líder del grupo radical trinitense niega ninguna relación con el intento de atentado contra EEUU

PUERTRO DE ESPAÑA, 5 Jun. (EP/AP) -

El líder del grupo radical Jamaat al Muslimeen de Trinidad y Tobago, Yasin Abu Bakr, negó ayer que su organización tenga ninguna conexión con los cuatro hombres acusados de planear un ataque contra el aeropuerto internacional de Nueva York John f. Kennedy.

Abu Bakr aseguró a AP que no sabe "nada" sobre el supuesto plan de colocar una bomba en un conducto de combustible del aeropuerto, un plan que las autoridades consideran que fue ideado por un grupo del que formaba parte de un antiguo político guayanés.

Mientras, las autoridades estadounidenses consideran que los conspiradores buscaron el apoyo en Trinidad y Tobago de Jamaat al Muslimeen, que ya intentó en 1990 dar un golpe mortal en el país caribeño. Aunque según documentos judiciales, los hombres no recibieron dicho apoyo.

Sin embargo, los mismos documentos también señalan que Abdel Nur, un sospechoso guayanés que podría estar aún en Trinidad, se reunió el pasado mes de mayo con Abu Bakr, quien sugirió que volviera más tarde con otros implicados "para discutir el plan en detalle".

Supuestamente, Nur dijo que el líder de Jamaat al Muslimeen también quiso realizar comprobaciones sobre Russell Defreitas, un hombre de 63 años de edad supuesto cerebro del plan, y sobre un confidente no identificado que estuvo infiltrado en el grupo, según los mismos documentos.

En este sentido, Abu Bakr declinó indicar si conoce a los hombres, pero negó cualquier implicación. "No sé nada sobre estos hombres, y no tengo nada que ver con cualquiera que sean los cargos contra ellos", señaló en sus primeras declaraciones públicas desde que las autoridades estadounidenses frustraran el complot el pasado sábado.