12 de noviembre de 2019

Turquía.- Turquía emite una orden de arresto contra el periodista Ahmet Altan una semana después de su excarcelación

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Turquía han emitido este martes una orden de arresto contra el destacado periodista Ahmet Altan, cerca de una semana después de ser liberado de una cárcel del país, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

La Fiscalía de Estambul ha emitido la orden después de recurrir la decisión de un tribunal de ordenar su liberación el 4 de noviembre. El tribunal aceptó el recurso y revocó la excarcelación.

Altan fue liberado junto a la también periodista Nazli Ilicak después de que el tribunal considerara cumplidas sus condenas por los delitos de los que se les acusaba, relacionados con su presunta vinculación al clérigo Fetulá Gulen, autoexiliado en Estados Unidos, y al fallido golpe de Estado de julio de 2016.

Ambos habían sido previamente condenados a cadena perpetua, pese a que los dos negaban los cargos, pero en julio el Tribunal Supremo anuló el juicio y ordenó su repetición. Altan e Ilicak han sido puestos en libertad bajo vigilancia.

El mismo tribunal absolvió por falta de pruebas al hermano de Altan, Mehmet Altan, igualmente periodista, quien había sido acusado de pertenecer a la red de Gulen. Mehmet Altan había sido ya excarcelado.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reconoció en abril que hay más de 30.500 personas encarceladas en Turquía acusadas de mantener vínculos con la red de Gulen. El Gobierno turco considera a los seguidores del clérigo una organización terrorista y les atribuye el fallido golpe de Estado de julio de 2016.

Ankara considera que en el Ejército y otras instituciones estatales hay infiltrados de la red de Gulen, antiguo aliado de Erdogan que ha negado su participación en el golpe y que desde 1999 vive en el estado norteamericano de Pensilvania.

Mientras, los críticos de Erdogan aseguran que la asonada militar es un pretexto para aplastar a la oposición, pero las autoridades turcas insisten en que estas medidas son necesarias para combatir las amenazas a la seguridad nacional.